Fenómenos MeteorológicosGalería de ImágenesNoticias

El ‘Vórtice polar’ que causó el récord de frío se relaciona con la actividad solar y no con el CO2 hecho por el hombre

El análisis muestra que ha habido una tendencia general en la velocidad zonal de la corriente en chorro en los últimos 66 años, que a su vez controla el vórtice polar.  Al menos 3 trabajos publicados confirman esta conclusión.

El análisis también encuentra el jet stream/vórtice polar se correlaciona con el ciclo natural de 60 años del clima y la actividad solar, que también se  confirma por estudios revisados ​​por especialistas y puede representar otro mecanismo de amplificación solar.

Resumimos las afirmaciones de los promotores del calentamiento global como: Para el frío en los Estados Unidos, desde el “vórtice polar”, se puede agradecer el calentamiento global, ya que el aumento de la temperatura, más rápido y más intenso en las latitudes polares (justo al norte de la otra ) reducen el diferencial de temperatura a lo largo de las latitudes es lento y desvía la corriente en chorro , que es una corriente de vientos fuertes en el aire que separan el aire polar de las latitudes medias. Esta desaceleración y la desviación pueden favorecer la persistencia e intensidad de fenómenos como las de estos días.

Pues bien, el movimiento del aire de oeste a este, es decir, a lo largo de la latitud, se define técnicamente como flujo zonal. El chorro polar es su motor, y la pista, y fluye a unos 9.000 metros sobre el nivel del mar en la zona de contacto entre el aire polar frío y las templadas latitudes medias. Un área cuya posición oscila también importante en la escala de tiempo a corto y medio, por ejemplo, días o semanas, sino que fluctúa mucho menos si se analiza en períodos más largos. Del mismo modo, por supuesto, varía la intensidad de esta corriente, que, sin embargo, siempre en el largo plazo, está generando ni más ni menos que  las diferencias en la masa y la temperatura, que es mucho menos variable. A menos que, como escribe Holthaus, es  la mitad del calentamiento global.

… Antes de ir, sin embargo, a la nota con alegría que el catastrofismo genérico promedio ha decidido utilizar una tesis escéptica del cambio climático, a saber, que  un aumento de la temperatura disminuye el gradiente latitudinal.  Dado que todos los fenómenos meteorológicos son generados por un gradiente, es decir, una diferencia de temperatura, una disminución no debe aumentar los eventos intensos conectados a él.  Pero vayamos al grano. El de abajo es un gráfico que preparara Colarieti Carlo Tosti, la firma de nuestro panorama de invierno. Es la velocidad zonal (es decir, el flujo de oeste a este) a la latitud y la altitud donde suele soplar el chorro polar sobre toda la circunferencia del globo. El todo calculado para todo el período de los datos disponibles sobre el análisis NOAA, es decir, desde 1948 hasta nuestros días. Los datos se superponen a una curva que describe la tendencia, el período es de aproximadamente 60 años.

El flujo zonal durante los últimos 66 años muestra la natural oscilación climática de 60 años, con ausencia total de una tendencia a largo plazo.

Lo que vemos ahora es:

  • una fuerte variabilidad interanual;
  • una total ausencia de tendencia;
  • la velocidad mínima en las proximidades de las cosechas históricamente frías;
  • la velocidad máxima en los años históricamente cálidos;
  • velocidad más baja en promedio en clima frío
  • mayor velocidad media durante los períodos cálidos, siempre desde el mismo conjunto de datos.
  • período de aproximadamente 60 años (también encontrado en muchos otros conjuntos de datos de parámetros atmosféricos, incluyendo temperaturas y oscilaciones [océano]) coincidentes con la de la actividad solar.

(Fuente: yahel.wordpress.com)

Etiquetas
Suscribirse
Notificarme
guest
0 Comentarios
Opiniones en linea
Ver todos los comentarios
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar