Galería de ImágenesLibros, Cine y TelevisiónNoticias

The last ship: Los navegantes del apocalipsis

El buque de guerra Nathan James parte camino de una misión en el Ártico. Cuando los tripulantes ya están pensando en el regreso a casa, son informados de que, en los cuatro meses que llevan fuera, un virus mortal ha afectado gravemente a la población mundial. La investigación que está llevando a cabo la doctora Rachel Scott a bordo del barco parece ser el único camino hacia una posible cura. Además, el peligroso virus no es el único enemigo al que tendrán que hacer frente.

El productor Michael Bay (TransformersArmaggedon) es el responsable de The Last Ship, serie que combina buenas dosis de acción con el thriller apocalíptico y la ciencia ficción. Su debut en Estados Unidos este verano la convirtió en el estreno más visto del año en una cadena de cable. Los buenos datos de audiencia le han asegurado una segunda temporada de 13 capítulos. Los diez primeros episodios se pueden ver ahora en España en el canal TNT.

The Last Ship supone el regreso de su protagonista, Eric Dane, a la televisión tras dar vida durante siete años al doctor Mark Sloan en Anatomía de Grey. Ahora interpreta al capitán Tom Chandler, un personaje que describe como el polo opuesto de aquel que le hizo popular mundialmente. Tras su salida del drama médico, ha podido tomarse un pequeño descanso que ha aprovechado para estar con su familia. Pero ese retiro solo lo ha sido en apariencia. «Poco después de salir de la serie grabé el piloto de The Last Ship. Luego pasó casi un año entre que grabamos el piloto y el resto de la serie. Así que sí que me he tomado un descanso, pero fue dentro de The Last Ship«.

Para dar mayor realismo a la serie, buena parte de la grabación se llevó a cabo en un barco militar real, con trajes reales cedidos por la Marina, algo que, según explica Eric Dane en conversación telefónica, hizo más sencillo el rodaje. Muchos de los extras son militares voluntarios, además de contar con un asesor técnico del Ejército estadounidense. «Fue genial estar con ellos. Nos dieron mucho apoyo. Queríamos reflejar bien el mundo real de la vida a bordo, aunque siempre hay que tener en mente que se trata de una serie. Te das cuenta de que siempre están trabajando, siempre hay alguien haciendo algo en alguna parte del barco, no están parados esperando órdenes», explica Dane sobre un mundo que no le es ajeno del todo, ya que su padre también sirvió en la Marina.

La buena acogida que ha tenido la serie ha sorprendido al equipo responsable de ella. «Hay que saber controlar las expectativas, porque luego la realidad es que no puedes obligar a nadie a ver la serie. Sabes que tienes entre manos algo genial, con Michael Bay en la producción, los guionistas, los actores, la historia, se hizo un gran trabajo de márketing… Pero al final no puedes forzar a nadie a verlo». Además, las circunstancias hicieron que su emisión en Estados Unidos coincidiera con la epidemia de ébola en África, algo que, según el actor, ha dado un interés extra a la serie. «Se ha visto que es posible que haya un virus que se extienda por todo el mundo rápidamente y merme la población. Es algo que preocupa a todo el mundo».

The last ship: navegantes apocalipsis

Como es frecuente en las ficciones televisivas actuales, el despliegue de medios para la grabación del capítulo piloto fue tal que casi lo convertía en una pequeña película. «Tardamos cerca de un mes en hacer el piloto, así que fue casi como grabar una película. Ahora en la televisión hay una calidad increíble, gente muy creativa, grandes actores, grandes historias y producciones. La diferencia es el ritmo: las historias en la televisión se desarrollan de forma más lenta, hay más tiempo para desarrollar los personajes. No tengo preferencia por un medio o el otro, depende del proyecto en concreto», explica el actor, cuya carrera se ha movido entre la televisión y el cine, participando en filmes como Burlesque o Historias de San Valentín.

The Last Ship es la segunda producción televisiva de la que se responsabiliza el cineasta Michael Bay, que poco antes ya había debutado en la pequeña pantalla con la historia de piratas Black Sails (también en TNT), renovada para una segunda temporada incluso antes de su estreno. Más acción y más aventuras también habrá en los nuevos capítulos de The Last Ship, que empiezan a grabarse en octubre y que darán una nueva oportunidad a su protagonista de vestir el traje militar que tanto le gusta. «Lo que llevo mal es ese traje horroroso que tenemos que ponernos para protegernos del virus. Daba mucho calor».

(Fuente: elpais.com)

 

Etiquetas
Suscribirse
Notificarme
guest
0 Comentarios
Opiniones en linea
Ver todos los comentarios
Botón volver arriba
0
Nos encantaría saber lo que piensas, por favor comenta.x
()
x
Cerrar
Cerrar