Galería de ImágenesNoticiasOtros Mundos

El Tesla de Elon Musk podría acabar con la vida en otros planetas

La Oficina de Protección Planetaria de la NASA no requirió que se esterilizase el automóvil antes de su lanzamiento porque no estaba previsto que aterrizara en otros planetas

El descapotable rojo de Tesla de Elon Musk podría llevar una carga de bacterias al espacio que supondría una amenaza microscópica para otros planetas, según han informado varios profesores de la Universidad de Purdue en Indiana (Estados Unidos) a Phys.org.

Normalmente, antes de cada lanzamiento, la Oficina de Protección Planetaria dependiente de la NASA se asegura de que las naves espaciales que tienen previsto aterrizar en otros planetas sean estériles para no alterar los organismos nativos que podrían habitarlos. El centro es responsable de la protección de la Tierra contra la contaminación potencial por formas de vida extraterrestres, incluidos los microorganismos, así como prevenir el transporte accidental de microbios de la Tierra a otros planetas.

Desde que se lanzara el Tesla a bordo del cohete Falcon Heavy, el pasado 6 de febrero, el último estudio realizado por el Centro de Ciencias Planetarias de la Universidad de Toronto, en Scarborough (Canadá), reveló que el cohete podría impactar en Venus o en la Tierra dentro de millones de años.

Al estar previsto que el Tesla permaneciera en órbita sin ninguna intención de aterrizar, “el automóvil no se limpió como se debería antes del despegue”, explican desde la Oficina de Protección Planetaria. “Si hay vida microbiótica en Marte, corre el riesgo de contaminarse con la vida terrestre”, ha descrito Jay Melosh, profesor de la Universidad de Purdue.

Las temperaturas extremas, la baja presión y la radiación cósmica convierten al espacio en un lugar inhóspito para la existencia de organismos vivos. Pero esto no significa que las duras condiciones siempre acaben con ellos. “Algunas bacterias se vuelven latentes en el vacío del espacio y se despiertan de nuevo cuando las condiciones son las adecuadas”, amplia Melosh a Phys.

Alina Alexeenko, profesora de aeronáutica y astronáutica en Purdue, trabaja en un laboratorio especializado en bacterias y productos biológicos que se liofilizan. La tecnología de la liofilización se utiliza para la conservación, a largo plazo, de virus vivos, bacterias y productos biofarmacéuticos. Un proceso similar al que los organismos vivos experimentan en el espacio. Por ello, considera que “la carga de bacterias que transporta el Tesla podría considerarse una amenaza, o bien una copia de seguridad de la vida de la Tierra”.

A través de
La Vanguardia
Etiquetas
Suscribirse
Notificarme
guest
0 Comentarios
Opiniones en linea
Ver todos los comentarios
Botón volver arriba

0
Nos encantaría saber lo que piensas, por favor comenta.x
()
x
Cerrar
Cerrar
Comparte esto con un amigo