Galería de ImágenesNoticiasTerremotos

Los terremotos hacen crecer las montañas del Himalaya

Un equipo internacional de científicos ha arrojado nueva luz sobre el terremoto que devastó Nepal en abril de 2015, matando a más de 8.000 personas. Su trabajo, publicado en la revista «Nature Geoscience», muestra que una torcedura en la línea de falla regional debajo de Nepal explica por qué las montañas más altas de la cordillera del Himalaya crecen entre los terremotos. Esta retorcedura ha creado una rampa de 20 kilómetros por debajo de la superficie, con el material constantemente empujado hacia arriba y elevando la altura de las montañas.

Los investigadores, del Centro de Reino Unido para la Observación y Modelización de Terremotos, Volcanes y Tectónica (COMET, por sus siglas en inglés), así como académicos de Estados Unidos y Francia, también demuestran que la ruptura de la falla se paró 11 km por debajo de Katmandú, lo que indica que otro gran terremoto podría tener lugar en un plazo más corto que los siglos que cabría pensar.

El autor principal, el doctor John Elliott, de la Universidad de Oxford, Reino Unido, miembro del equipo de COMET, explica: «Nepal tiene una de las cadenas montañosas más altas del mundo que se han construido a lo largo de millones de años a causa de la colisión de India con Asia. Pero la forma en la que las montañas crecen y cuando ocurre todavía se discute».

«Hemos demostrado que la falla por debajo Nepal tiene una torcedura, creando una rampa de un metro de 20 kilómetros. El material está continuamente siendo empujado a esta rampa, lo que explica por qué se ve que las montañas están creciendo en las décadas antes del terremoto. El terremoto en sí luego lo revierte, dejando caer las montañas hacia abajo de nuevo cuando la presión se libera, como cuando la corteza se quebró en abril de 2015», añade.

Hundimiento en el terremoto

«Utilizando la última tecnología satelital, hemos sido capaces de medir con precisión los cambios de altura de la tierra en toda la mitad oriental de Nepal. Los picos más altos se redujeron hasta en un 60 cm en los primeros segundos del terremoto», detalla. El Monte Everest, a más de 50 kilómetros al este de la zona del terremoto, estaba demasiado lejos para verse afectado por el hundimiento visto en este evento.

El doctor Pablo González, de la Universidad de Leeds, miembro del equipo de COMET, subraya: «Hemos trazado con éxito el movimiento sísmico utilizando tecnología satelital en un terreno montañoso muy difícil. Hemos desarrollado nuevos algoritmos de procesamiento para obtener mapas de desplazamiento más claros, que revelaron la geometría de la falla más probable en profundidad. Esta geometría tiene sentido en las desconcertantes observaciones geológicas».

terremotos montanas del himalaya - Los terremotos hacen crecer las montañas del Himalaya

Otro hallazgo clave del trabajo muestra que la ruptura de la falla llegó hasta 11 kilómetros por debajo de Katmandú, dejando una parte superior que permanece intacta.

«Mediante el uso de imágenes satelitales de alta resolución, hemos demostrado que sólo una pequeña cantidad del terremoto llegó a la superficie. Esto es sorprendente para un gran terremoto así, del que normalmente se esperaría que la falla dejara una importante huella en el paisaje. Esto hace que sea un reto tratar de encontrar las últimas rupturas del terremoto, ya que podrían estar ocultas», apunta Elliott.

La falla aún no se ha roto

«Encontramos que la ruptura del terremoto de abril se detuvo a 11 kilómetros por debajo de Katmandú y que esta ruptura súbita se debió a los daños a la falla de las interacciones con fallas mayores en la región. Esto es importante porque la mitad superior de la falla aún no se ha roto, pero se está erigiendo continuamente con más presión con el tiempo a medida que India continúa chocando con Nepal», explica.

Como esta parte de la falla está más cerca de la superficie, la ruptura futura de esta parte superior tiene el potencial de un impacto mucho mayor en Katmandú si se rompiera en un evento de tamaño similar al de abril de 2015.

El trabajo en otros terremotos ha sugerido que cuando una ruptura se para de esta manera, pueden pasar años o décadas antes de que se reanude, en lugar de los siglos que normalmente cabría esperar. «Desafortunadamente, no hay manera de predecir con precisión cuándo se producirá otro terremoto», concluye.

(Fuente: abc.es)

 

Etiquetas

Deja un comentario

Inicia sesión o comenta como invitado
avatar
  
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Archivos de fotos e imágenes
 
 
 
Archivos de audio y video
 
 
 
Otros tipos de archivo
 
 
 
  Suscribirse  
Notificarme
Botón volver arriba

Cerrar
Cerrar
Comparte esto con un amigo