ConspiracionesGalería de ImágenesNoticias

«Plan B»: Los bancos centrales se preparan para un Armagedón financiero

En ese contexto, la idea de que una crisis financiera podría desencadenar el “Armagedón” no sorprende tanto como podría haberlo hecho hace unos años.

Mientras que Estados Unidos se está acercando a la suspensión de pagos de su deuda, los bancos centrales del resto del mundo han comenzado sus preparaciones para una nueva época financiera. En ese proceso tendrán que afrontar muchos factores desconocidos.

Una devaluación seria de obligaciones del Tesoro estadounidense, el retraso de pagos y una versión más complicada del ‘cierre’ del Gobierno federal son las consecuencias más evidentes del desacuerdo entre las mayorías de ambas cámaras del Congreso, si perdura hasta el próximo jueves.

Según una estimación oficial, publicada por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos la semana pasada, el impacto de un cese de pagos se haría sentir durante más de una generación. Ante todo se frenaría el crecimiento del crédito, el valor del dólar caería en picado, mientras que se dispararían las tasas de interés de Estados Unidos. La “onda expansiva”, una vez declarada la insolvencia de Estados Unidos, se extendería a todo el mundo.

Incluso el lenguaje del pronóstico oficial lo asemeja a un cuadro del Armagedón según las Santas Escrituras. Los expertos del extranjero son a menudo estilísticamente más moderados, pero sus previsiones no son menos radicales.

Así, el exfuncionario del Tesoro de Reino Unido, Neil MacKinnon, dijo a medios europeos que el ‘tango’ de la insolvencia estadounidense marca un cambio del paradigma económico global, desde el oeste al este. Si Estados Unidos no actúa pronto, “el dólar irá en declive y su importancia se modificará hacia un sistema monetario multipolar y otras divisas adoptarán más importancia”, dijo MacKinnon.

En el pasado Estados Unidos siempre ha logrado resolver situaciones semejantes con el techo de deuda y el desacuerdo sobre el presupuesto anual, admitió en un discurso en el Parlamento de Reino Unido Jon Cunliffe, quien se desempeñará desde noviembre como vicegobernador del Banco de Inglaterra para la estabilidad financiera. Sin embargo, dijo, “no es en absoluto una razón para no hacer una planificación de contingencia”.

A su juicio, el Banco de Inglaterra debería contar con su propio ‘plan B’, o sea estar preparado para la insolvencia estadounidense. “Espero que lo hagan también actores del sector privado y otros países”, agregó Cunliffe, quien percibe el próximo ‘default’ de Estados Unidos como “el riesgo principal para el sistema financiero”.

Siguiendo esta misma lógica, el Banco Central Europeo y el Banco Popular de China han llegado a un acuerdo que desplaza ambas entidades más allá de la órbita del dólar. Los dos bancos acordaron un intercambio directo de activos equivalentes a US$ 56.000 millones en el yuan por un respectivo valor de US$ 60.800 millones en el euro.

Muchos bancos centrales mantienen sus reservas en los fondos soberanos de inversión. Estas instituciones están también en peligro de deterioro en caso de insolvencia estadounidense, puesto que la mayor parte de sus activos la tienen en dólares. Pese a una economía sólida, China tiene el mayor riesgo, ya que sus inversiones en esos fondos son las más grandes del mundo: se estiman en más de US$ 1,3 billones.

Poco tiempo

En Estados Unidos, mientras que los demócratas acusan a un sector de los republicanos de “sabotaje y retraso”, aún no hay acuerdos y el tiempo se agota. La líder de la minoría demócrata en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, manifestó ayer su confianza en que los republicanos presenten, “a tiempo”, una estrategia para acabar con la parálisis de la administración y evitar una suspensión de pagos que pueda ser aprobada por el Senado.

Tras una reunión con el presidente Barack Obama en la Casa Blanca, Pelosi acusó a una minoría ultraconservadora dentro de la cámara baja de “sabotaje y retraso” de las negociaciones del Senado, que estaban avanzando por buen camino.

El Senado, dominado por los demócratas, decidió ayer suspender sus negociaciones con la intención de que la Cámara de Representantes, dominada por los republicanos, negocie una propuesta propia, que por el momento no parece convencer a la cámara alta.

“Sería temerario que los republicanos en la Cámara de Representantes se atrevan a presentar en el pleno un plan que no pueda avanzar en el Senado, sobre todo ahora que los mercados nos observan”, indicó Pelosi.

Pelosi aseguró que hasta el momento el proyecto de ley de los congresistas republicanos para reabrir la Administración Pública y elevar el techo de deuda antes del jueves, cuando el Tesoro calcula que se quedará sin fondos, es un plan “para suspender pagos”.

No obstante, la demócrata confió que los republicanos “hagan lo correcto” y presenten “a tiempo” una estrategia que pueda ser aprobada por el Senado.

Pelosi se mostró “optimista” y confiada de que Estados Unidos evitará a última hora la suspensión de pagos, ya que sería “tan catastrófica” que los republicanos “verán la luz” antes de que ocurra.

Según anunció en un comunicado Michael Steel, portavoz del presidente de la Cámara baja, el republicano John Boehner dijo que “la cámara votará para reabrir el Gobierno y evitar la suspensión de pagos”.

“Después de escuchar a los miembros del grupo, los líderes republicanos de la Cámara someterán a voto un plan que limitará los subsidios del Obamacare para los funcionarios electos y el personal en Washington DC, y presionará a los demócratas del Senado para aceptar fechas más razonables para la (extensión) de la financiación temporal y del límite de la deuda”, añadió Steel.

El plan de los republicanos en la Cámara Baja contemplaría un aumento del techo de deuda hasta el 7 de febrero, plazo similar al del Senado, y la reapertura de la administración hasta el 15 de diciembre, un plazo rechazado por los demócratas por demasiado corto.

(Fuente: urgente24.com)

Etiquetas
Suscribirse
Notificarme
guest
0 Comentarios
Opiniones en linea
Ver todos los comentarios
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar