AccidentesGalería de ImágenesNoticias

Un muerto y nueve heridos en una nueva explosión en una planta química en China

Diez días después de que dos potentes explosiones destruyesen una amplia área del puerto de Tianjin, otro accidente industrial de similares características ha dejado al menos un muerto y 9 heridos cerca de Zibo, una ciudad de la provincia oriental de Shandong donde la industria petroquímica es la predominante.

Según publicó la agencia oficial Xinhua, a las 20:50 del sábado (12:50 GMT) se registró una explosión en una planta química perteneciente al Grupo Runxing, donde se producía adiponitrilo, un líquido incoloro utilizado en la industria textil que emana gases altamente tóxicos en caso de combustión.

Aunque no se han dado detalles sobre las causas de la explosión y se han minimizado los riesgos de contaminación química tras el incendio, desde la prensa oficial sí se ha informado de que había una zona residencial a un kilómetro de la fábrica que pudo sentir la onda expansiva.

El periódico ‘South China Morning Times’ recogió el testimonio de un vecino que dijo haber visto una gigantesca bola de fuego seguida de dos explosiones. Esta imagen lleva inmediatamente al recuerdo de las impactantes explosiones del 12 de agosto en Tianjin, por lo que se intensifican las dudas sobre la seguridad industrial de la segunda mayor economía del mundo.

La excesiva cercanía de los almacenes de productos químicos peligrosos a las zonas residenciales ha sido motivo de gran malestar social tras la catástrofe de Tianjin, que ha dejado al menos 121 muertos y 56 desaparecidos, además de 17.000 viviendas destruidas y un riesgo de contaminación química que aún persiste. Entre las 3.000 toneladas de sustancias químicas que se guardaban en el almacén de la empresa de servicios logísticos Ruihai había hasta 700 toneladas de cianuro de sodio.

En los últimos días, se ha sabido que en la terminal de contenedores del puerto de Tianjin donde se ubicaban las instalaciones de la empresa Ruihai había otros dos almacenes de productos químicos peligrosos pertenecientes a empresas del Grupo Sinochem que incumplían la distancia de seguridad respecto a viviendas, fábricas y vías principales de comunicación que estipula la normativa china.

Nueva explosión planta química en China

La confirmación de que el verdadero propietario de Ruihai -escondido tras testaferros junto a un influyente socio- había sido directivo de una filial de Sinochem en Tianjin y continuaba en su Consejo de Administración ha destapado una presunta trama de corrupción que afecta a la empresa estatal y está en proceso de investigación. Sin embargo, el hecho de que Sinochem esté controlada por el Gobierno central y que sea esta misma autoridad la que esté supervisando la investigación sobre el accidente revela la subyacente falta de garantías del sistema chino.

A raíz del accidente de Tianjin, el Gobierno chino anunció que se llevaría a cabo una inspección nacional de instalaciones industriales que manejasen productos peligrosos, particularmente químicos o explosivos. Según informó Xinhua hace dos días, tan sólo en Pekín se habían observado deficiencias en casi un 70% de las empresas de productos químicos peligrosos inspeccionadas, incluidos grandes conglomerados estatales como Sinopec.

(Fuente: elmundo.es)

 

Etiquetas
Suscribirse
Notificarme
guest
0 Comentarios
Opiniones en linea
Ver todos los comentarios
Botón volver arriba
0
Nos encantaría saber lo que piensas, por favor comenta.x
()
x
Cerrar
Cerrar