Galería de ImágenesNoticiasVirus y Pandemias

El metro de París utiliza un software de reconocimiento facial para vigilar si los pasajeros llevan mascarillas

Metro de París ha inaugurado en una de sus estaciones una tecnología capaz de detectar qué pasajeros llevan mascarillas faciales para protegerse del coronavirus. El Gobierno planea hacerlo obligatorio a partir del 11 de mayo.

El Metro de París ya está probando un software para detectar si los viajeros llevan mascarillas protectoras contra el coronavirus, como planea ordenar el Gobierno de Emmanuel Macron. Las pruebas, coordinadas por la tecnológica francesa Datakalab, han comenzado este jueves en la estación Chatelet-Les-Halles, en pleno centro de la capital, donde se mueven alrededor de 33 millones de pasajeros al año.

Los monitores seccionarán a los pasajeros con y sin máscaras durante los próximos 3 meses —que es lo que dura el test del software— a fin de prevenir la propagación del COVID-19, aunque su lanzamiento ha generado preocupaciones por parte del Gobierno.

Sin embargo, es el propio Ejecutivo el que planea hacer obligatorio el uso de mascarillas en el transporte público a partir del 11 de mayo. Una tecnología como la de Datakalab podría complementar la labor de los agentes encargados de vigilar las estaciones, pero el organismo encargado de la privacidad en el Elíseo no las tiene todas consigo, según ha adelantado Bloomberg.

El CNIL, que así se llama este departamento, teme que esta tecnología conlleve un riesgo para la intimidad de los pasajeros de metro. Con el software en marcha, la identidad de las personas analizadas podría ser reconstruida y recopilada, por lo que deberá ser imperiosamente necesario que se adhiera a la Ley General de Protección de Datos y no almacene información personal.

«No lo hacemos, no almacenamos los datos», asegura Xavier Fischer, director ejecutivo de Datakalab, aunque precisa que hay un retraso de 15 minutos desde que se recopilan los datos hasta que se envían a las autoridades. Según la RATP, autoridad encargada del subterráneo, el software no sólo no podrá guardar datos, sino que no se utilizará para multar a nadie.

Fischer pretende dar soluciones a los gobiernos desesperados por evitar la propagación del brote, aunque el control poblacional a partir de sus datos personales —también vía teléfono móvil— sigue generando controversias dentro y fuera de las instituciones. Por lo pronto, la tecnología de Datakalab ya se ha implementado en la ciudad costera de Cannes, donde sus cámaras monitorizan un mercado central y varias paradas de autobús.

Etiquetas
Suscribirse
Notificarme
guest
0 Comentarios
Opiniones en linea
Ver todos los comentarios
Botón volver arriba
0
Nos encantaría saber lo que piensas, por favor comenta.x
()
x
Cerrar
Cerrar