Galería de ImágenesNoticiasTerremotos

Licuefacción del suelo, el extraño fenómeno que agrava la tragedia de Indonesia

La entrada masiva de agua disuelve el terreno afectado por el movimiento sísmico y facilita la destrucción de viviendas e infraestructuras

El terremoto y posterior tsunami que ha afectado Indonesia en los últimos días deja un balance trágico por el número de muertos, heridos y desplazados, además de poner de nuevo en cuestión las medidas de protección ante catástrofes naturales de esta dimensión.

Para los geólogos, además, la tragedia de Indonesia aporta nuevos datos sobre un fenómeno conocido, pero poco analizado a gran escala hasta el momento: la licuefacción del suelo. Según demuestran las imágenes difundidas masivamente desde hace días a través de redes sociales en internet, en algunas de las zonas afectadas por el movimiento de tierra y posterior entrada masiva de agua del mar, el terreno perdía rápidamente consistencia y se comportaba como lo hace una playa de aren fina con la entrada de las olas.

Este fenómeno de transformación del terreno se conoce técnicamente como licuefacción del suelo y tiene como antecedentes modernos más conocidos a los terremotos de Niigata (Japón) y Alaska (Estados Unidos), ambos en 1964. Más recientemente, también en el terremoto de Christchurch (Nueva Zelanda) en 2011 se produjeron procesos de licuefacción del suelo.

En condiciones normales, los suelos están sometidos a cargas o fuerzas que mantienen su consistencia. Cuando se produce un corrimiento de tierras o un terremoto en zonas suelos granulados (por ejemplo, con arenas o gravas) con presencia de gran cantidad de agua se puede producir una rápida disolución de los materiales sólidos, que pasan a responder como si fueran completamente líquidos.

El proceso de licuefacción observado en Indonesia ha sido especialmente importante con la entrada de agua en zonas como la isla de Sulawesi más cercanas al mar. El portavoz de la Agencia Nacional de Gestión de Desastres de Indonesia, Sutopo Purwo Nugroho, ha indicado a los medios internacionales que se han confirmado casos de licuefacción del suelo en “al menos cuatro localidades como Sigi, Petobo y el sur de Palu”.

La cadena BBC destaca que en Palu varios damnificados trataron de explicar el fenómeno indicando que el suelo se levantó repentinamente como si fuera una ola de barro. “No sé cómo describirlo exactamente, pero es como si todo se fuera hacia arriba, y se hiciere más alto de repente”, dijo uno de los habitantes de esta zona. El suelo se abrió de repente y comenzó a removerse como si fuera una gran olla de sopa, han indicado otros afectados.

A través de
La Vanguardia
Etiquetas
Suscribirse
Notificarme
guest
0 Comentarios
Opiniones en linea
Ver todos los comentarios
Botón volver arriba
0
Nos encantaría saber lo que piensas, por favor comenta.x
()
x
Cerrar
Cerrar