ConspiracionesGalería de ImágenesNoticias

Un juez del tribunal supremo norteamericano confirma los campos de confinamiento FEMA y que están ya preparados

Mientras que el presidente Obama y los miembros del Congreso han hecho un esfuerzo para convencer a sus electores de que las disposiciones de la Ley de Autorización de Defensa Nacional nunca será usada contra ciudadanos de los Estados Unidos, el hecho es que las leyes permiten claramente la detención y el arresto sin cargos ni juicio

El presidente trató de calmar los temores de posibles abusos de la ley mediante la inclusión de una declaración firmada prometiendo que nunca usaría la ley en contra de los estadounidenses, pero la declaración en sí es no vinculante , dejando la posibilidad de uso indebido.

En el caso de una declarada emergencia nacional o de guerra, cuando el miedo y el pánico estén latentes, el Presidente, sin una sombra de duda, pondrá en práctica todos los medios necesarios a fin de controlar a la población y mantener el orden. La detención y encierro será la prioridad del Departamento de Seguridad Nacional.

Y si aún tienes alguna duda acerca de esta posibilidad entonces presta mucha atención a las palabras del ministro de la Corte Suprema de los EE.UU., Antonin Scalia, donde en un reciente evento los estudiantes de derecho le pidieron al juez que hablara sobre el internamiento de japoneses-americanos durante la Segunda Guerra Mundial.

Hay que tener en cuenta que esto viene de una de las personas que va a estar presente en el jurado que decide si es o no un acto constitucional:

«Bueno, por supuesto Korematsu estaba equivocado. Y creo que hemos repudiado en un asunto posterior. Pero usted se estaría tomando el pelo a sí mismo si piensa que lo mismo no va a suceder de nuevo.

Eso es lo que estaba sucediendo – el pánico sobre la guerra y la invasión del Pacífico y otras cosas. Eso es lo que sucede. Estaba mal, pero no me sorprendería que sucediera de nuevo, en caso de guerra. No es ninguna justificación, pero es la realidad.»

Vendrá un tiempo en que los Estados Unidos será sucumbido por el pánico. Habrá disturbios, violencia y el derramamiento de sangre como resultado de cualquier número de escenarios posibles, como el colapso de nuestros sistemas económicos y monetarios. Cuando esto suceda, el gobierno va a poner en práctica sus planes de continuidad, la ley marcial será declarada.

El Departamento de Seguridad Nacional activará sus planes y con la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias de campos de refugiados. Hemos visto esto en forma limitada durante las grandes tormentas como el huracán Sandy. Los que llegaron a FEMA para recibir ayuda reportaron que sus instalaciones eran como campos de concentración.

Pero esto no es nada en comparación con lo que ocurriría en una situación en la que cientos de miles de personas sean detenidas en virtud de una declaración de emergencia nacional. Según varias fuentes e investigaciones en los últimos años, los campos de FEMA ya se encuentran ubicados y preparados en todo el país y están a la espera de ser utilizados.

Un documento interno del Ejército de EE.UU. ofrece una idea adicional:

El documento deja claro que las políticas se aplican “en territorio de EE.UU.” y suponen el apoyo a las autoridades civiles del Departamento de Defensa de Estados Unidos para las emergencias nacionales, y por la aplicación de la ley designada y otras actividades, incluyendo “los desastres de origen humano, accidentes, ataques terroristas e incidentes en los EE.UU. y sus territorios”.

El manual también dice que “estas operaciones se pueden realizar de apoyo civil a operaciones nacionales”, y añade que “la autoridad para aprobar tales operaciones de reasentamiento en los territorios de los Estados Unidos, requeriría una “excepción especial” a la ley Posse Comitatus, que se puede obtener a través de “el Presidente invocando su autoridad ejecutiva”. El documento también hace referencia a la identificación de los detenidos usando su “número de la seguridad social”.

Aparte de combatientes enemigos y otras clasificaciones de los detenidos, el manual incluye la designación de “internados civiles”, en otras palabras, ciudadanos que sean detenidos por “razones de seguridad, para la protección, o porque él o ella haya cometido un delito contra la potencia detenedora”.

Si has prestado la debida atención podrás ver las claras señales que ofrece el controvertido documento. El gobierno de los Estados Unidos se está preparando para un evento generalizado que, sobre la base de sus recientes actividades, requerirán el despliegue de policías armados, militares e incluso una multimillonaria fuerza de seguridad civil.

Esto está sucediendo ya y un juez de la Corte Suprema de los Estados Unidos acaba de confirmar que no habrá nada que lo detenga.

(Fuente: shtfplan.com)

(Traducción y adaptación: Alerta Catástrofes)

Etiquetas
Suscribirse
Notificarme
guest
0 Comentarios
Opiniones en linea
Ver todos los comentarios
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar