Galería de ImágenesNoticiasOtros Mundos

Inversión de los polos magnéticos de la Tierra: ¿el regreso a la Edad de Piedra?

Una inversión completa ya ocurrió hace 780.000 años y es posible de nuevo, pero ahora podría dañar nuestros sistemas eléctricos y de comunicaciones

El campo magnético terrestre es fundamental para la vida en el planeta, ya que desvía el peligroso bombardeo de partículas cargadas y radiación procedente del Sol y del espacio profundo. Pero varias misiones científicas desde 1980 han demostrado que este escudo se está debilitando, lo que podría ser un indicio de que los polos norte y sur magnéticos han comenzado el proceso de inversión, algo que ha ocurrido en múltiples ocasiones a lo largo de la historia de la Tierra. De hecho, nuestros primeros antepasados ya lo vivieron, claro que entonces no tenían ni teléfonos móviles ni GPS ni brújulas que se volvieran locas para darse cuenta que algo extraño estaba sucediendo.

Aunque se tarda normalmente miles de años en completar estas inversiones, si el campo magnético se debilitara más podría dejarse notar afectando a los satélites en órbita y al suministro y los sistemas eléctricos en tierra. La Agencia Espacial Europa (ESA) explica qué ocurriría si se produjera una inversión completa, algo que «es posible», dicen.

«Ocurrió hace 780.000 años, pero los hombres de las cavernas no tenían redes de telefonía móvil, de GPS o suministros de electricidad», apunta la ESA. Si se produjera una inversión de los polos, todos esos sistemas de los que nuestras sociedades tan tecnificadas dependen terriblemente podrían sufrir serios daños. « ¿Nos encontraremos a nosotros mismos de vuelta a la Edad de Piedra?», se pregunta el narrador del vídeo quizás desde un punto de vista algo catastrofista.

¿Puede el campo magnético de la Tierra volverse loco de repente?

Los polos magnéticos de la Tierra se invierten cada 200.000 años, cuando el norte que indica la brújula se convierte en el sur y viceversa. Este cambio es muy lento, tarda nada menos que 4.000 años en producirse, y no es más que un fenómeno natural originado por los movimientos de metales líquidos en el centro del planeta. Sin embargo, científicos han detectado en una parada para camiones de la Interestatal 80 a su paso por Battle Mountain, en Nevada(EE.UU.), un extraño fenómeno: la prueba de que el campo magnético de la Tierra puede volverse loco de repente e intercambiar su posición en unos pocos años. Es la segunda vez que los investigadores encuentran indicios de algo semejante.

Científicos desvelan la evidencia de una inversión instantánea de los polos magnéticos, un extraño fenómeno que sólo se ha identificado en dos ocasiones

La primera evidencia de una inversión en los polos magnéticos se produjo en 1995, cuando unos antiguos flujos de lava bien conservados fueron encontrados en las montañas Steens de Oregón, también en EE.UU. La investigación sobre las rocas, realizada por un equipo de geólogos del Occidental College en Los Ángeles, reveló que en la lava había un patrón magnético inusual que sugería que el campo magnético había cambiado 10.000 veces más rápido de lo normal, a una velocidad de seis grados por día. Estos patrones se conservaron dentro de los cristales magnéticos de la lava, formados cuando ésta se enfrió, como la diminuta aguja de una brújula congelada en el tiempo.

Los polos magnéticos terrestres se invierten cada 200.000 años

Este hallazgo provocó una gran polémica y muchos científicos cuestionaron la hipótesis por resultar demasiado extravagante. Pero ha ocurrido una segunda vez. Según explican en la publicación norteamericana Science News, el responsable del anterior equipo, el geólogo Scott Bogue y su colega Jonathan Cañada, del Servicio Geológico de EE.UU., han encontrado otra piedra volcánica en Battle Mountain (Nevada) en la que existen evidencias de un rápido segundo «tirón», fechado hace 15 millones de años. El registro sugiere que el campo magnético de la Tierra giró 53 grados en un solo año, lo que puede significar que los polos cambiaron su posición ¡en tan solo cuatro! Por supuesto, hablamos de polos magnéticos, no los polos físicos.

De nuevo, el hallazgo, publicado en la revista Geophysical Research Letters, ha desatado la polémica. Algunos geólogos sostienen que la Tierra podría estar entrando ahora mismo en una nueva inversión de los polos, ya que el campo geomagnético ha sido cada vez más débil en los últimos 150 años. ¿Qué pasaría si las brújulas comenzaran a señalar el Mediterráneo como el norte de la península? Aparte del caos inicial y del espectacular cambio que supone tener nuestros puntos cardinales patas arriba, Bogue asegura que «probablemente, no sucedería gran cosa».

Misión Swarm

La agencia espacial puso en órbita el pasado día 22 la misión Swarm, integrada por tres satélites, que monitorizará durante cuatro años el campo magnético terrestre, desde las profundidades del interior de nuestro planeta a las capas superiores de su atmósfera.

Los satélites Swarm proporcionarán gran cantidad de información sobre el funcionamiento del escudo magnético. Los dos satélites que están más abajo volarán en formación, en pareja, separados unos 150 Km (10 segundos) sobre el ecuador y a una altitud inicial de 460 Km, mientras que el satélite superior se elevará hasta ocupar una órbita a 530 km de altitud. Tomarán medidas precisas para evaluar el debilitamiento actual del campo magnético, y averiguar si contribuye al cambio global.

(Fuente: abc.es)

Etiquetas
Suscribirse
Notificarme
guest
0 Comentarios
Opiniones en linea
Ver todos los comentarios
Botón volver arriba
0
Nos encantaría saber lo que piensas, por favor comenta.x
()
x
Cerrar
Cerrar