A Tener en CuentaFenómenos MeteorológicosGalería de ImágenesTe Recomendamos

Incremento de la caída de rayos, otra posible consecuencia del cambio climático

Cuando se habla de las posibles consecuencias del cambio climático, enseguida nos vienen a la mente el incremento del nivel del mar, de la intensidad y frecuencia de los huracanes, la acidificación de los océanos y otras muchas que ya son suficientes para preocuparnos. Sin embargo, ahora tenemos que añadir otra, ya que según un grupo de científicos, este fenómeno también traerá como consecuencia un aumento exponencial de la producción de rayos de tormentas, una de las causas principales de la producción de incendios forestales.

Los rayos y las condiciones atmosféricas

El estudio fue desarrollado por un equipo de científicos norteamericanos dirigidos por Davis Romps, de la Universidad de California, Berkeley. Según sus resultados, el cambio climático, que es consecuencia del calentamiento del planeta por efecto de los gases de invernadero, está provocando que la atmósfera, al ser más cálida, retenga más humedad, siendo esta última uno de los ingredientes claves para desencadenar los rayos.

Según explica en su artículo de Science, las predicciones actuales de frecuencia de relámpagos se basan esencialmente en el espesor de las nubes de tormenta porque se sabe que nubes más altas generan más rayos. Sin embargo, estos modelos no tienen en cuenta otros factores físicos como la cantidad de humedad en el aire o el potencial de una nube de tormenta para generar el movimiento ascendente del aire. Por lo tanto, este equipo incorporó estos factores en su modelo.

¿Qué predice este nuevo estudio?

Según las ecuaciones desarrolladas, el aumento de los relámpagos sería exponencial, por lo que en el próximo siglo se estima que la frecuencia de rayos se incrementaría en un asombroso 50%, al menos en el territorio continental de los EE. UU., área en la que se recogieron los datos del estudio.

Esto, por supuesto, tendría unos efectos muy negativos en la conservación de los bosques, ya que son precisamente los rayos los culpables de una gran cantidad de incendios forestales de gravedad en territorio norteamericano, aparte de las negligencias humanas. Otra consecuencia negativa que plantean los investigadores es el hecho de que cuando se producen rayos, se generan grandes cantidades de ozono, que en exceso es un potente gas de efecto invernadero.

Incremento caída rayos

Sin embargo, no todo es negativo, ya que los relámpagos también producen en la atmósfera compuestos llamados óxidos de nitrógeno que reducen indirectamente los niveles de metano, otro conocido gas de efecto invernadero.

Como te habíamos dicho anteriormente, este estudio de momento solo es válido para las áreas continentales de EE.UU, pero los científicos atmosféricos pretenden continuar su estudio mapeando los incrementos previstos en otras zonas de ese país e intentar comprender que podría ocurrir en otras partes tradicionalmente golpeadas por muchos rayos cada año, como es estado de la Florida.

¿Qué te parece? ¿Opinas que podrían ser exageradas todas estas predicciones sobre el futuro de nuestro planeta debido al cambio climático?

(Fuente: batanga.com)

 

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Inicia sesión o comenta como invitado
avatar
  Suscribirse  
Notificarme
Botón volver arriba

Cerrar