A Tener en CuentaGalería de ImágenesNoticiasTe Recomendamos

La impactante imagen de una oso polar famélica alerta del cambio climático

Una imagen, tomada por la fotógrafa Kerstin Langenberger, de un oso polar extremadamente flaco y que denuncia los efectos del calentamiento global en el círculo polar ártico está inundando las redes sociales.

La fotografía, capturada en el archipiélago noruego de Svalbard el 20 de agosto de 2015, muestra a una osa en los huesos y lo que parece una pata herida.

De acuerdo con Langenberger, fotógrafa alemana especializada en naturaleza ártica, la imagen muestra el daño que el calentamiento global está provocando en la fauna del ártico, especialmente sus grandes depredadores terrestres como el oso polar.

«Para los turistas y fotógrafos de vida silvestre, la principal razón para venir a Svalbard es ver osos polares. Y sí, normalmente los encontramos: osos hermosos, fotogénicos, juguetones o incluso a la caza. A primera vista, todo está como siempre ha estado, en una de las poblaciones de osos polares más accesibles del mundo, fuertemente protegidos y yendo bien, dicen algunos científicos.

«¿Realmente les está yendo bien a los osos aquí? Soy una persona de mente crítica y observo. Veo que los veranos son agradables (y cálidos) como nunca antes. Veo los glaciales diluyendo, retrocediendo docenas y cientos de metros cada año. Veo la capa de hielo desapareciendo en  velocidad récord. Sí, veo osos en buen estado- pero también veo osos famélicos y muertos.», escribió Langenberger junto a la imagen del oso.

Además de alertar sobre los efectos del calentamiento global, Kerstin pide a los que vean la imagen que mediten sobre lo que pueden hacer cada día para cambiar esta situación, ya que, escribe, «tal vez no podamos salvar a este oso, pero cada pequeña acción para cambiar es un paso en la dirección correcta.»

(Fuente: terra.es)

 

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Inicia sesión o comenta como invitado
avatar
  Suscribirse  
Notificarme
Botón volver arriba

Cerrar