A Tener en CuentaGalería de ImágenesMisterios Sin ResolverTe RecomendamosVirus y Pandemias

La Gripe Española, un verdadero «apocalipsis zombie» en el Siglo XX

Y no hay ninguna duda de que gran parte de esa misma fascinación se ha traducido en el enorme éxito de las películas de Hollywood. Probablemente no hay una sola persona que no haya visto una película de este género y que no se haya preguntado al menos una vez: ¿podría suceder realmente?

La idea de una pandemia mundial no es tan improbable, en absoluto. De hecho, un evento catastrófico a nivel mundial ocurrió hace menos de 100 años. Para tener una comprensión de lo rápido que un verdadero apocalipsis zombie podría tener sobre la raza humana – y en última instancia diezmar – es necesario dar un salto en el tiempo hasta 1918, cuando se produjo uno de los brotes virulentos más devastadores de todos los tiempos. Tal es la velocidad con la que el pasado se olvida, que muchas personas ya no recuerdan los acontecimientos catastróficos que vieron el surgimiento de un virus mortal con decenas de millones de personas muertas por la infección.

La terrible catástrofe fue tristemente conocida como gripe española. Esto no fue un tipo normal del virus de la gripe, más bien, era una mutación en tal grado que prácticamente nadie en el planeta era inmune a su ira mortal.

En 1914, comenzó la Primera Guerra Mundial llevándose a millones de muertes en toda Europa. La carnicería, finalmente llegó a su fin en 1918, cuando Alemania fue finalmente derrotada por las fuerzas aliadas. Dado que, sin embargo, la primera ola de la infección comenzó a principios de 1918 – cuando aún se estaba librando la guerra – su escala, y sus consiguientes repercusiones para la raza humana, pasó casi desapercibida. Es decir, hasta que fue demasiado tarde.

Como suele ser el caso en las películas de temática zombie, el origen y la irrupción del brote es todo un misterio y una controversia en nuestros días. Curiosamente, y paralelo a la tradición establecida zombie, había sospechas por parte de los soldados aliados que era todo un trabajo de experimentación oscuro y secreto. No había un trasfondo de creencias de que los alemanes habían creado un virus mortal y luego, utilizando agentes cuidadosamente colocados en todo el planeta, con la intención de eliminar todas las naciones enemigas.

Y hay otro punto de vista basado en la temática zombie: cuando la infección de la gripe española comenzó, sus efectos se podían apreciar en cuestión de horas. Sangrado de la boca y la nariz, mucha fiebre, neumonía y finalmente la muerte. De hecho, casi lo único que faltaba era la reanimación de la pesadilla.

Lo que se sabe con certeza acerca de la epidemia es que el personal militar en campos de entrenamiento en Kansas, EE.UU., aparecieron las primeras víctimas. Esto ha llevado a la teoría de que la gripe española tuvo sus orígenes en Kansas, Fort Riley, donde los pollos y los cerdos eran criados por los militares para la alimentación. Algunos científicos sospechan que se trató de una forma de gripe aviar, presente en los pollos, y que pudo haber “saltado” a la raza humana, lo que resultó en el caos.

Gripe Española apocalipsis

Ciertamente, no pasaría mucho tiempo que el resto del mundo también estaría sometido al virus mortal: partes de América del Sur, Asia, Europa, Estados Unidos y África pronto se vieron desbordadas. Uno podría pensar que una forma tan poderosa, una mutación del virus de la gripe afectaría fundamentalmente a los ancianos y los enfermos. No es así: la mayoría de las víctimas eran menores de 35 años.

Aunque parezca increíble, en el apogeo de la epidemia, no menos del 25 por ciento de la población de EE.UU. estaba infectada, al igual que alrededor del 18 al 20 por ciento del resto del planeta. Para ponernos en perspectiva, habían infectados cerca de 500 millones de personas en todo el mundo. No es de extrañar, entonces, que la gripe española en última instancia, se cobró la vida de alrededor de 50.000.000 de personas.

A finales de 1918, y por razones que aún se desconocen en la actualidad, el número de muertos comenzó a caer a un ritmo significativo, y hasta el punto que en 1919 la epidemia estaba casi erradicada. En el momento en que el brote fue declarado terminado, había matado a más gente que toda la Primera Guerra Mundial.

Así que, en otras palabras, un escenario como el que ocurren en las películas apocalípticas zombies puede convertirse en una realidad, y lo más probable es que estaremos todos condenados.

 

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

avatar
  Suscribirse  
Notificarme
Botón volver arriba

Cerrar