Galería de ImágenesInundacionesNoticias

El fuerte oleaje azota el norte de España: inundaciones y daños en muros, casas y parques

En Santander, la zona más afectada ha sido la del Sardinero, donde el agua ha rebasado la playa para meterse en garajes y locales comerciales. Varias zonas del paseo marítimo de A Coruña han quedado destruidas por el oleaje en la ciudad herculina. En Asturias, las olas de hasta 9 metros destrozo de las instalaciones del Museo del Calamar Gigante en Luarca.

El paso del fuerte temporal por el noroeste y norte de España ha dejado importantes destrozos en las provincias gallegas de A Coruña y Lugo, pero también en Asturias, Cantabria y País Vasco, donde el oleaje ha obligado a cerrar varios puentes en San Sebastián y ha provocado algunos desbordamientos en calles de la capital guipuzcoana y de municipios costeros.

Inundaciones en San Sebastián

En el País Vasco, el punto que se ha visto más afectado ha sido San Sebastián, donde la crecida del río Urumea por las olas obligó a cerrar los puentes del Kursaal, María Cristina y Mundaiz, y solo permanece abierto el de Santa Catalina.

En la zona del casco viejo de San Sebastián, el agua llegó a alcanzar un metro y medio

En la zona del casco viejo, el agua llegó a alcanzar un metro y medio, lo que además de afectar al paseo de Salamanca que va en paralelo al cauce del río, el agua ha llegado a la calle Aldamar y 31 de agosto, inundando algunos bajos.

La mesa de crisis ha recomendado no acceder al centro de la ciudad en coche durante la mañana de este domingo para no colapsar el tráfico mientras que los tres puentes continúen cerrados. También algunos locales de la zona de la Concha, como Rotonda y Bataplan, que han tenido que cerrar. El Ayuntamiento ha abierto una oficina de atención a los afectados y estudia pedir la declaración de zona catastrófica.

En Gipuzkoa, el temporal de olas ha afectado a varias localidades, incluso en Irún, donde se ha desbordado el agua en Behobia. En Deba, el agua ha movido algunos coches en un aparcamiento, al igual que en la zona de Torreatxe y el barrio de San Juan en Pasaia. En Getaria y Zarautz, donde ha estado cortada la carretera N-634 que une a ambas localidades, las olas también entraron en algunas calles.

Destrozo de un rompeolas en Bizkaia

En localidades guipuzcoanas como Deba, Pasaia, Zarautz o Irún, ha habido algunos desbordamientos que han anegado locales, al igual que en la costa vizcaína, como en Erandio, Bermeo, Bakio y Muskiz, sin que fuera necesario desalojar familias, han informado fuentes del Departamento de Seguridad. También en la provincia de Bizkaia, el fuerte oleaje ha destrozado varios tramos del muro de hormigón que protege el puerto pesquero y deportivo de la localidad vizcaína de Bermeo.

Otro de los municipios vizcaínos donde el temporal ha causado también algunos destrozos es en Ondarroa, en el límite con Gipuzkoa, donde un aparcamiento en superficie quedó inundado con 27 coches afectados, según informan los servicios de emergencia. Además, varios tramos del muro del paseo de Ereaga y zona del Puerto Viejo de Getxo han sufrido desperfectos.

Cantabria: daños en casas, garajes y parques

También la costa cántabra el temporal marítimo ha provocado olas de más de diez metros y ha dejado calles y garajes anegados, así como diversos daños en parques, vehículos y edificios situados en el litoral de municipios como Santander, Bareyo o San Vicente de la Barquera.

Los servicios de emergencias del Gobierno regional han intervenido en doce ocasiones por avisos relacionados con el oleaje

En Santander, la zona más afectada ha sido la del Sardinero, donde el agua ha rebasado la playa para meterse en garajes y locales comerciales y hosteleros cercanos, llevándose también a su paso barandillas e, incluso, un muro de una cafetería. Según han informado fuentes del parque de bomberos santanderino, la primera llamada de aviso se recibió sobre las seis de la madrugada, coincidiendo con la pleamar, que ha hecho que el impacto de las olas haya sido mayor.

Pero no sólo la capital se ha visto golpeada por el temporal. Hasta las siete de la mañana —cuando aún continuaba la alerta roja—, los servicios de emergencias del Gobierno regional han intervenido en doce ocasiones por avisos relacionados con el oleaje. Los equipos del 112 Cantabria han tenido que actuar, por ejemplo, para ayudar a personas heridas o arrastradas por las olas, así como en el cámping de Ajo (Bareyo), donde las olas han movido varios coches.

La boya de la Red Vigía del Gobierno cántabro ubicada frente a la Virgen del Mar registró olas de hasta once metros de altura. Durante la madrugada de este domingo, el momento de mayor riesgo, en el que estaba activada la alerta roja, las olas oscilaron, en general, entre los seis y siete metros, pero algunas de ellas superaron esos valores, hasta un máximo de 11,13 metros.

Daños en el paseo marítimo de A Coruña

En la ciudad de A Coruña, la zona más perjudicada por el fuerte oleaje ha sido el tramo del paseo marítimo comprendido entre La Coraza y la plaza de Portugal, donde se ha llevado prácticamente toda la balaustrada de varios metros causando importantes daños en otros elementos del mobiliario urbano como bancos y farolas.

El agua ha afectado a parte de las instalaciones del Aquarium Finisterrae, que ha tenido que cerrar este domingo

Por otra parte, a la altura de Veramar, el oleaje se ha llevado también unos 50 metros de barandilla y en el barrio de Adormideras ha arrastrado la escollera y ha inundado las vías. De hecho, los vecinos de dos edificios no han podido salir de sus viviendas y varios coches resultaron dañados. Además, el Aquarium Finisterrae está cerrado este domingo ya que el agua ha afectado a parte de sus instalaciones como las oficinas o la cafetería.

Unas 50 personas entre trabajadores de los servicios municipales de limpieza y de obras públicas, junto con una treintena de efectivos de los servicios de emergencia y seguridad, han trabajado durante la mañana de este domingo para retirar los restos de arena, agua y mobiliario que han sido arrastrados a la calzada.

Destrozos en el Museo del Calamar Gigante

En la costa asturiana, el temporal marítimo ha provocado olas de hasta nueve metros, causando numerosos daños y el destrozo de las instalaciones del Museo del Calamar Gigante, en Luarca.

La pleamar de las seis de la mañana provocó la mayor intensidad de las olas que han dejado un reguero de daños en las principales localidades costera de la región y que han afectado especialmente a poblaciones como Luarca, Luanco, Candás, Cudillero o Ribadesella.

En Luarca, las dependencias del Museo del Calamar Gigante que gestiona la Coordinadora para el Estudio y la Protección de las Especies Marinas se encuentran «completamente destrozadas» en sus dos primeras plantas, según ha señalado su presidente, Luis Laria. Laria ha señalado que los daños en la infraestructura del inmueble son muy cuantiosos y ha cifrado en dos millones de euros el valor de los contenidos museísticos afectados dado que esta instalación albergaba una de las mejores colecciones de calamares gigantes que se exponen en todo el mundo.

(Fuente: 20minutos.es)

Etiquetas
Suscribirse
Notificarme
guest
0 Comentarios
Opiniones en linea
Ver todos los comentarios
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar