Fenómenos MeteorológicosGalería de ImágenesNoticias

«Fríos medievales» regresan a la Tierra

Ya este verano la coraza glacial del Ártico ha aumentado un 60 % en comparación con el mismo período del año pasado. Los hielos con una superficie igual a la mitad de Europa se extienden de las cosas de Canadá al litoral nórdico de Rusia.

Para los rusos, el frío fuerte es un fenómeno habitual. Y ofrece no pocas cosas agradables: esquí, patinaje, pesca subglacial… Algunos se bañan con placer en agua helada, limpiando un reducido lugar de hielo en un río o un lago congelados. Por lo demás, en Europa Central e incluso en la Meridional no siempre hacía más calor que en la nevosa Rusia. Por ejemplo, en 1323 la Laguna Veneciana se cubrió de hielo el 3 de noviembre. A la sazón, todas las mercancías se transportaban a Venecia por el hielo, en carros, y no por mar. En el siglo XVII en el Támesis congelado funcionó la feria, cerca de Tower (Torre de las Libertades) londinense. El Rin hace tiempos se cubría de hielo en su curso bajo durante cuatro meses al año. El clima tiene sus ciclos de desarrollo, explica Vladímir Chuprov, director del programa de Greenpeace en Rusia:

La última década de veras ha sido acompañada de la disminución de ritmos de calentamiento global. La temperatura subía, pero la velocidad de este fenómeno menguaba. Los científicos que preparan bajo la égida de la ONU el siguiente informe sobre el clima, a presentarse en septiembre, conocen y explican este fenómeno. Viene un ciclo natural de enfriamiento. Muy corto, por unos cincuenta años en el marco de mutaciones no catastróficas.

En la historia geológica de la Tierra se conocen cuatro períodos glaciales severos. El actual período interglaciar, según el criterio de los estudiosos, comenzó hace aproximadamente doce mil años. Y ahora la humanidad vive en condiciones muy confortables, pues la temperatura ha alcanzado el nivel más favorable. Sin lugar a dudas, este “descanso” finalizará y sobrevendrá una nueva glaciación.

Resulta que un enfriamiento no duradero, por varias décadas, se efectuará sobre fondo de un calentamiento global. En lo que se refiere a la coraza glacial en el Ártico, el director del Centro de Programas Climáticos de la Fundación Mundial para la Naturaleza (WWF) Alexéi Kokorin estima que este ejemplo no es del todo correcto en lo científico:

El año pasado 2012 fue un año récord por la superficie mínima del hielo. Está claro que este año habrá mucho más hielo. El Ártico no se derrite todos los años y de continuo. Es una yuxtaposición de la tendencia al derretimiento y de ciclos naturales de congelación de una duración de varios años. Ahora hay aproximadamente tanto hielo cuanto lo hubo en 2009. Pero, lo hay menos que en los años 1980.

El carácter cíclico de la conducta de los hielos árticos se destaca en el informe de un grupo intergubernamental de expertos que estudian los cambios climáticos. En el aumento de hielos también hay sus momentos positivos. El año pasado se logró a duras penas encontrar un banco de hielo conveniente para la estación Polo Norte 40. A los ocho meses se obligó a evacuar a los exploradores porque el hielo se derritió. Es posible que este año se halle un banco de hielo más firme. Esto tiene mucha importancia para los exploradores, puesto que recogen datos y estudian cambios únicos del clima global.

(Fuente: spanish.ruvr.ru)

Etiquetas
Suscribirse
Notificarme
guest
0 Comentarios
Opiniones en linea
Ver todos los comentarios
Botón volver arriba
0
Nos encantaría saber lo que piensas, por favor comenta.x
()
x
Cerrar
Cerrar