Galería de ImágenesNoticiasTormentas Solares

Un filamento gigante se desprende del Sol

Un filamento en forma de serpiente se desgajó del Sol y se adentró en el espacio el pasado 1 de noviembre. La NASA ha divulgado un vídeo sobre el evento que cubre en 17 segundos más de tres horas de actividad.

Este tipo de evento eruptivo se llama una llamarada Hyder. Se trata de filamentos -nubes alargadas de gases por encima de la superficie- que hacen erupción y causan un brillo en la superficie del Sol, aunque no hay regiones activas en esa zona.

“Los filamentos se forman en bucles magnéticos que mantienen masas de gas denso y relativamente frío suspendidas por encima de la superficie del Sol”, explica David Hathaway, un físico solar del Centro de Vuelos Espaciales Marshall (Marshall Space Flight Center) de la NASA.

“Cuando uno mira hacia abajo por encima de ellas, se ven oscuras porque el gas dentro de ellas está frío en comparación con la fotósfera caliente que se encuentra debajo. Pero cuando vemos un filamento de perfil contra lo oscuro del cielo, se ve como un gigantesco bucle brillante — estas son llamadas protuberancias y pueden ser espectaculares.”

“Los filamentos se colapsan cuando el campo magnético en su cercanía se vuelve inestable”, explica Hathaway. “Esto puede suceder, por ejemplo, si nuevas líneas de campo magnético comienzan a atravesar la superficie del Sol por debajo del filamento”. Las explosiones resultantes, que ocurren a menudo lejos de las regiones observadas, se llaman llamaradas de Hyder, llamadas así en honor a Charles Hyder, quien publicó estudios de tales eventos en 1967.

El 9 de octubre del 2000, los campos magnéticos alrededor del grupo de manchas solares 9182 cambiaron de repente su forma, generando el colapso explosivo de un filamento magnético cercano suspendido muy por encima de la superficie Solar.

Estas imágenes, tomadas con un filtro hidrógeno-alpha y que pertenecen al archivo diario de imágenes del NOAA/SEC, muestran el lugar donde se localizaba el filamento antes y después de la explosión. El colapso generó una llamarada solar clase C7 y una eyección completa de masa coronal que alcanzó la magnetósfera solar 3 días después.

El filamento despidió una nube de partículas, pero no hacia la Tierra. Las imágenes fueron tomadas en una longitud de onda de la luz UV extrema por el Observatorio de Dinámica Solar (SDO) de la NASA.

(Fuente: eleconomista.es / spaceweather.com)

 

Etiquetas
Suscribirse
Notificarme
guest
0 Comentarios
Opiniones en linea
Ver todos los comentarios
Botón volver arriba
0
Nos encantaría saber lo que piensas, por favor comenta.x
()
x
Cerrar
Cerrar