Galería de ImágenesLibros, Cine y TelevisiónNoticias

‘¿Estamos solos?’: Manual para lidiar con el Apocalipsis

Premio Especial del Jurado en el pasado Festival de Sundance, lo nuevo de Peter Dinklage y Elle Fanning se estrena este fin de semana en plataformas como Movistar+ y Filmin, con una versión indie y ¿romántica? de 'Soy leyenda'.

En ‘Soy leyenda’, la novela de Richard Matheson que ha sido adaptada en varias ocasiones al cine (la más reciente, con Will Smith), el protagonista se presenta como el último ser humano con vida de la Tierra, que ahora está habitada por una especie vampírica.

Aunque partiendo de una premisa similar, con un hombre que construye sus rutinas en un paisaje apocalíptico, ‘¿Estamos solos?’, la nueva película de Reed Morano (‘El cuento de la criada’), deja a un lado los vampiros, que en la novela representaba una otredad hostil, para centrarse en un «enemigo» diferente: los sentimientos que despierta la soledad y, por ello, todo lo que estaríamos dispuestos a hacer para borrar el insoportable dolor de los recuerdos del pasado.

Del (Peter Dinklage) se ha quedado solo. Literalmente: una especie de apocalipsis (¿Un virus? ¿Una plaga bíblica? ¿Un suicidio colectivo? No sabemos) le ha dejado completamente aislado en su pueblo, rodeado únicamente de los cadáveres que siguen acumulando polvo en el interior de sus casas. Desde que ocurrió la tragedia, Del se ha dedicado a limpiar esas casas, sacar a los muertos y enterrarlos bajo tierra.

Es una persona huraña, solitaria incluso antes de estos sucesos, y de alguna manera su nueva rutina, que incluye ordenar los libros de la biblioteca y salir a pescar, le hace mantener su salud mental en orden. Aparentemente, lo de estar solo no es algo nuevo para él. Pero todo dará un vuelco cuando aparezca en las fronteras de la localidad la joven Grace (Elle Fanning), y Del se dé cuenta de que no es el último hombre de la Tierra.

‘¿Estamos solos?’ carece de la rigurosidad y trascendencia de obras como la de Matheson o películas como ‘La carretera’ o ‘Hijos de los hombres’, pero tampoco apuesta por espectáculos más fantasiosos como ‘The Walking Dead’, con la que comparte no sólo estética visual (sin zombies, claro), sino también una mirada perturbadora a la supervivencia (algo que no podemos desarrollar sin entrar en spoilers).

Su guionista, Mike Makowsky, no consigue igualar las fuerzas entre ese planteamiento postapocalíptico, un escenario que sigue siendo potente y atractivo, aunque lo hayamos visto decenas de veces, con el sentimentalismo vacuo de unos personajes que intentan desesperadamente insuflar algo de esperanza a todo el conjunto.

Lo que sí llega con claridad es su voluntad de retratar cómo diferentes personas afrontan una tragedia como esta. Y pueden resumirse en reprimir el dolor o atreverse a vivir con él. El protagonista, tras la aparición de esa pizpireta superviviente, tendrá que reflexionar sobre qué quiere, qué necesita, hasta que más adelante en la historia se le presente una tercera opción: olvidar. Porque, si no fuese por la memoria, que nos recuerdan diariamente lo que perdimos y añoramos, la supervivencia sólo consiste en tener el valor de empezar de cero.

A través de
Fotogramas
Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

avatar
  Suscribirse  
Notificarme
Botón volver arriba

Cerrar