NoticiasOtros Mundos

España vigila los peligrosos restos de un satélite explotado ruso

El Centro de Operaciones de Vigilancia Espacial de Morón (Sevilla) juega un papel destacado en el seguimiento de más de 1.500 restos que amenazan la seguridad de la Estación Espacial Internacional

En noviembre del año pasado, Rusia detonó el satélite Cosmos-1408 con un misil, provocando más de 1.500 piezas de lluvia de escombros, lo que representó una amenaza para otros satélites… y miembros de la Estación Espacial Internacional. Moscú defendió sus acusaciones y afirmó que actuó de la manera más precisa y efectiva. Las nuevas y crecientes tensiones entre los dos países y sus consecuencias -el control de la basura espacial- son gestionadas en parte por el Ejército del Aire español.

Cosmos-1408 orbita la Tierra a una altitud de 490 kilómetros, pero no ha estado en funcionamiento desde 1984. Fue uno de los sistemas que utilizó la Unión Soviética para obtener información durante los tiempos convulsos, cuando las dificultades de su sistema amenazaban con colapsar, provocando la desintegración del país, y el último presidente, Mikhail Gorbachev, dimitió.

Ya en 2021, durante la presidencia de Vladimir Putin, Rusia no quería que sus satélites continuaran orbitando la Tierra. Decidió utilizar la fórmula más sencilla para acabar con su existencia: utilizar misiles para convertirlo en mil yuanes, más precisamente en 1.500 yuanes. La explosión desató fuertes tensiones diplomáticas entre Washington y Moscú. La reciente crisis en la frontera entre Ucrania y Polonia ha erosionado las tensiones entre Washington y Moscú y ha obligado a la tripulación de la Estación Espacial Internacional a enfrentar la amenaza de colisión con la estación espacial refugiándose en la cápsula de escape de los restos espaciales.

La misión de la Fuerza Aérea

Aquí es donde entra en juego el Ejército del Aire español. El Centro de Operaciones de Vigilancia Espacial, ubicado en la Base Aérea de Morón (Sevilla) y establecido en 2019, se encarga de rastrear los escombros a medida que el satélite pasa por su posición, gracias al radar de vigilancia espacial S3TSR. Esta información se transmitirá a la Agencia de la Unión Europea (EU SST, abreviatura en inglés) dedicada a la vigilancia y seguimiento espacial.

Según la Revista Española de Defensa (RED), el Centro de Operaciones de Vigilancia Espacial del Ejército del Aire ha monitoreado repetidamente los restos del satélite y puede probar la evolución de su trayectoria y composición. Al principio se detectó como un solo objeto, pero luego se detectaron hasta 16 rastros. Con el tiempo, será más difícil identificar los compuestos de Cosmos-1408 porque estarán dispersos en el espacio.

Los desechos espaciales se han convertido en un problema importante de seguridad internacional, ya que diferentes potencias extienden su influencia al cielo sobre la Tierra. Las proyecciones de satélites y varias misiones proporcionan a los países información de «puntos extra» en el campo de la inteligencia, y también pueden probar los últimos avances científicos.

Ejército Aéreo y Espacial

Los escombros incontrolados amenazan la integridad de todos estos esfuerzos. Quizás uno de los antecedentes más famosos fue la explosión de un satélite chino en 2007, que produjo más de 2.000 piezas de escombros que aún orbitan alrededor de la Tierra. Estados Unidos también ha detonado otros compuestos espaciales, pero los desechos espaciales resultantes se consideran menos abundantes y más pequeños.

Es por eso que la Fuerza Aérea quiere controlar las amenazas en esta área. No en vano, luego de visitar su cuartel general, la secretaria de Defensa, Margarita Robles, especuló sobre la posibilidad de rebautizar la organización de esta fuerza armada como «Ejército Aéreo y Espacial». En el liderazgo militar, esta situación, como el ciberespacio y el espectro cognitivo, se considera una de las prioridades para el futuro cercano.

Etiquetas
Suscribirse
Notificarme
guest
0 Comentarios
Opiniones en linea
Ver todos los comentarios
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar