Galería de ImágenesNoticiasOtros Mundos

La ESA descarta que un asteroide vaya a impactar contra la Tierra en septiembre porque no sabe dónde está

La Agencia Espacial Europea refutó las versiones de una posible colisión. Es la primera vez que se llega a esa conclusión sin detectar el objeto estudiado.

Pasaron 11 años desde que el asteroide 2006 QV89 fue visto por primera y única vez por un lapso de tan solo 10 días. Desde entonces, esta roca gigante sigue una ruta espacial desconocida. Los cálculos iniciales de quienes pudieron observarlo apuntaban a que existían posibilidades (bajas, pero posibilidades al fin) de que impactara en la Tierra en 2019. Más precisamente, el lunes 9 de septiembre. Ahora un nuevo estudio confirmó que no existe riesgo de impacto durante este año y que las posibilidades a futuro son muy remotas. Todo esto a ciegas: sin saber dónde está este misterioso bloque de piedra espacial.

El escenario de un posible impacto fue analizado por un grupo de científicos en febrero en la Conferencia de Detección de Asteroides y Basura Espacial, que se realizó en Alemania. Llegaron a la conclusión de que existía una posibilidad de 11.428 de que eso sucediera. Se trataba de una ecuación más favorable que la primera, realizada en 2006, que hablaba de una posibilidad de 7.000.

En caso de que el choque se concretaba, se aventuraba un escenario similar a lo ocurrido en 1908 en Tunguska, Siberia. En aquel momento, el meteorito arrasó una superficie de 2.000 kilómetros cuadrados y derribó 80 millones de árboles.

La palabra final quedó en manos de la Agencia Espacial Europea (ESA) y el Observatorio Europeo Austral (ESO), que acaban de hacer público su veredicto: no habrá impacto este año y difícilmente lo haya a futuro. Lo curioso es el método que utilizaron para llegar a esa conclusión.

Se trata del primer caso conocido en el que se descarta un impacto de asteroide a través de una «no detección».

«El caso del asteroide 2006 QV89 es peculiar. Fue descubierto en agosto de 2006 y luego se observó durante solo diez días. Después del décimo día, fue inobservable. Ahora, después de más de una década, podemos predecir su posición con muy poca precisión. Como resultado, es extremadamente difícil para los astrónomos volver a observarlo, ya que nadie sabe exactamente dónde apuntar un telescopio», detalló la ESA a través de un comunicado.

Y agregó: «Si bien no conocemos exactamente su trayectoria, sí sabemos dónde aparecería en el cielo si estuviera en curso de colisión con nuestro planeta. Por lo tanto, podemos simplemente observar esta pequeña área del cielo para comprobarlo«. Eso les permite descartar indirectamente cualquier riesgo de impacto: si el asteroide no está allí, cualquier vaticinio de una catástrofe será ficticio.

asteroide impactar contra tierra - La ESA descarta que un asteroide vaya a impactar contra la Tierra en septiembre porque no sabe dónde está

Esto es precisamente lo que hicieron la ESA y el ESO durante los días 4 y 5 de julio. Sus equipos obtuvieron imágenes «muy profundas» de un área pequeña en el cielo, donde el asteroide habría estado localizado si estuviera en camino de impactar la Tierra en septiembre. Y no se vio nada.

«Incluso si el asteroide fuera más pequeño de lo esperado, a unos pocos metros de ancho, se habría visto en la imagen. Cualquiera más pequeño que esto y el VLT no podría haberlo visto, pero también se consideraría inofensivo, ya que cualquier asteroide de este tamaño se quemaría en la atmósfera de la Tierra», concluyó la ESA.

El asteroide 2006 QV89 está en el séptimo lugar de los asteroides más peligrosos para la Tierra en los próximos cien años.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Inicia sesión o comenta como invitado
avatar
  Suscribirse  
Notificarme
Botón volver arriba

Cerrar