Fenómenos MeteorológicosGalería de ImágenesNoticias

Dos tornados causan destrozos en Ibiza

Un tornado, o tal vez dos que acabaron por unirse, causó daños en la práctica totalidad de los árboles más grandes de Can Nebot, informaron ayer los bomberos, que calculan que cerca del 70 por ciento de todos los árboles de la zona quedaron dañados por el fenómeno. Varias casas de este barrio de Sant Antoni sufrieron daños, principalmente en sus vallados, si bien las estructuras quedaron intactas.

Al menos dos vehículos registraron daños. Nadie resultó herido. En los próximos días los vecinos tendrán que sanear los árboles de mayor tamaño de sus propiedades para evitar el peligro de que caigan las ramas, advirtieron ayer desde el parque de bomberos.

Varios tornados de tamaño pequeño y medio nacieron ayer sobre las dos de la tarde en el mar occidental de Ibiza. El tornado que tocó tierra inició su camino cerca de es Vedrà y se dirigió hacia es Jondal. Después penetró en la isla y fue en Can Nebot donde causó los mayores destrozos. Se calcula que en el mar podría haber alcanzado una velocidad de hasta 50 nudos.

Caminos cortados

El tornado arrancó de cuajo árboles de gran tamaño. Algunas copas las lanzó a 30 metros de su base. Los troncos y las ramas cortaron los caminos que llevan a las casas. Hasta el lugar se desplazaron seis agentes de la Policía Local de Sant Antoni, ocho bomberos, personal del Ibanat, agentes de Medio Ambiente y voluntarios de Protección Civil. También acudieron operarios de Endesa, ya que hubo cortes de electricidad debido a la caída de un poste.

Lo primero, sobre las dos y media de la tarde, fue cortar ramas y troncos y abrir el paso en los caminos cortados. Doce árboles de gran tamaño cayeron al suelo e impidieron la entrada y salida de muchas de las casas de Can Nebot. Los servicios de emergencias estuvieron cerca de dos horas cortando madera con las motosierras hasta que los accesos quedaron despejados.

Tornados en Ibiza

Cuando los especialistas llegaron a las casas comprobaron que no había heridos y que si bien algunas vallas cayeron al suelo y otras se resquebrajaron, las estructuras de los inmuebles estaban intactas.

Sobre las cinco y media de la tarde los bomberos terminaron su trabajo en la zona, aunque ahora, insistieron desde el parque, es el momento de limpiar y sanear el bosque de Can Nebot, muy dañado por la fuerza del tornado.

(Fuente: diariodeibiza.es)

 

Etiquetas
Suscribirse
Notificarme
guest
0 Comentarios
Opiniones en linea
Ver todos los comentarios
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar