Galería de ImágenesNoticiasVirus y Pandemias

Dejan libres en un laboratorio a mosquitos modificados genéticamente para acabar con la malaria

El ADN de esos insectos está modificado para propagar con rapidez una mutación letal.

Los mosquitos transgénicos o modificados genéticamente no se trata de una idea sacada de una película de ciencia ficción o algo que está lejos de ser realidad. En 2012, Panamá y Costa Rica se realizaron foros en los que científicos dieron la voz de alerta sobre las posibles consecuencias negativas de utilizar los mosquitos transgénicos desarrollados por la empresa británica Oxford Insect Technologies (Oxitec) para combatir el dengue.

Pero ahora los científicos han dado un paso más y han diseñado genéticamente un mosquito para propagar rápidamente una mutación letal para su propia especie, según informa NPR. Por primera vez, los investigadores han liberado a gran escala a los insectos diseñados en un laboratorio de alta seguridad en Terni, Italia.

Según informa el portal de noticias Telecinco, los investigadores implicados en el proceso hablan ya de un momento histórico porque en todos ellos solo aparece un objetivo: ayudar a erradicar la malaria en África. Eso sí, el hecho de que los mosquitos se liberen en un laboratorio para evitar que salgan, por ahora, a la superficie provoca inquietud en otra parte de los expertos sobre los efectos que puede provocar soltar a esta especie en un entorno natural.

«Esta es una tecnología experimental que podría tener impactos devastadores», confiesa Dana Perls, de Amigos de la Tierra a NPR. Lo que cambia ahora todo es que los científicos sí desean que estos mosquitos retocados genéticamente se propaguen. El cambio genético hace que las “hembras se vuelven un poco más masculinas, algo hermafroditas». Pero estas hembras tienen bocas ‘masculinas’ por lo que no pueden morder y no pueden propagar el parásito de la malaria. Tampoco pueden poner huevos. A la larga los mosquitos hembras deberían acabar volviéndose estériles.

mosquitos malaria - Dejan libres en un laboratorio a mosquitos modificados genéticamente para acabar con la malaria

La idea cuando todos los controles se hayan llevado a cabo estos mosquitos debería ser liberados en aldeas africanas en la que reine la malaria. Esta enfermedad afecta a 200 millones de personas cada año y mata a más de 400.000, en su mayoría niños pequeños. Se piensa también en la genética para eliminar el zika y el dengue.

Los hay, como Nnimmo Bassey, director de la Fundación Salud de la Madre Tierra en Nigeria que considera que hay que tener precaución con estos animales porque bajo se percepción «están tratando de usar África como un gran laboratorio para probar tecnologías de riesgo».

De nuevo los científicos juegan a ser dioses y con su arrogancia y prepotencia, acabarán siendo los máximos culpables de nuestra destrucción.

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Inicia sesión o comenta como invitado
avatar
  Suscribirse  
Notificarme
Botón volver arriba

Cerrar