A Tener en CuentaGalería de ImágenesNoticiasTe Recomendamos

Crean úteros artificiales para corderos prematuros, ¿servirán también para seres humanos?

La revista estadounidense Nature Communications ha publicado esta semana un estudio científico en el que refleja las evidencias científicas que demuestran el éxito cosechado tras desarrollar un dispositivo artificial que emula las condiciones en el interior del útero materno. El logro de las investigaciones se debe fundamentalmente a que los científicos han conseguido mantener con vida durante cuatro semanas a fetos de cordero prematuros. Algo que, si bien es cierto que se había intentado en anteriores ocasiones, no se había logrado un resultado tan satisfactorio.

Alan Flake ha sido el principal autor del estudio que ha sido desarrollado por un equipo de investigadores del Hospital Infantil de Filadelfia. Juntos, han conseguido crear este útero artificial utilizado en corderos prematuros con un tiempo de gestación equivalente a las 23 o 24 semanas de gestación en humanos.

¿Cuál es el objetivo de la investigación?

Según han manifestado desde el centro norteamericano, entre los objetivos de la investigación no está reemplazar el útero durante la primera etapa de la gestación, sino que se trata más bien de un intento de desarrollar nuevos medios que consigan tratar a los bebés prematuros. Se pretende así desarrollar de forma artificial las condiciones necesarias para que, una vez se haya producido el nacimiento prematuro, los niños puedan encontrarse con unas circunstancias que permitan estabilizarse durante esta complicada etapa.

¿Qué peligros pueden sufrir los bebés prematuros?

Los neonatos que se encuentran entre las 23 y las 28 semanas en su periodo de gestación pueden sufrir graves riesgos. En Estados Unidos, uno de cada diez nacimientos es prematuros, naciendo alrededor de 30.000 por año con menos de 26 semanas de gestación.

Los nacimientos prematuros suponen una de las principales causas de mortalidad y morbilidad infantil en el país norteamericano. A pesar de la mejora en las prácticas de cuidado neonatal, estos bebés tienen tan solo entre un 30 y un 50 por ciento de posibilidades de supervivencia. Sin embargo, los estudios también resaltan que al menos un 90 por ciento padece riesgo de morbilidad, enfermedades pulmonares, así como otras complicaciones debido al carácter prematuro de sus órganos.

¿Por qué es necesario crear un útero artificial?

Según Alan Flake, los bebés prematuros tienen necesidad urgente de tender un puente entre el vientre de la madre y el mundo exterior. Este es el principal motivo que ha impulsado el desarrollo de este sistema extra-uterino encargado de mantener el estado del bebé y promover su crecimiento y maduración en las semanas restantes. Entre los casos más primordiales se encuentran los bebés situados entre las 23 y las 28 semanas de gestación.

¿Cómo funciona un útero artificial?

El sistema desarrollado está formado por un único contenedor donde se encuentra el fluido que, con una unión a máquinas fabricadas a medida, se encargan de proporcionar el apoyo fisiológico. Los corderos utilizados en la investigación han crecido en un ambiente esterilizado y con un control constante de la temperatura. Éstos han respirado el líquido amniótico, de la misma forma que hacen los bebés en el útero materno, permitiendo que sus corazones bombeen la sangre a través de un cordón umbilical y con una máquina de intercambio de gas que se localiza fuera de la bolsa. Además, los científicos han establecido una serie de monitores electrónicos que se encargan de medir los signos vitales, así como el flujo sanguíneo.

¿Por qué se trata de un avance científico?

En anteriores ocasiones los científicos se han encargado de estudiar y desarrollar placentas artificiales en animales. Sin embargo, los sistemas de bombeo apenas han alcanzado una duración máxima de 60 horas por lo que finalmente los animales acababan sufriendo daños cerebrales. No obstante, este nuevo sistema ha alcanzado una duración de 28 días en algunos de los animales. Han sido en estos casos cuando los corderos alcanzaban una respiración normal, y mostraban un crecimiento dentro de los estándares de desarrollo del feto.

¿Qué problemas se han encontrado?

En el caso de los humanos, los bebés bombean la sangre por medio del cordón umbilical que se encuentra conectado a un oxigenador externo que sustituye a la placenta de la madre en el proceso de intercambio de oxígeno y dióxido de carbono. Sin embargo, en el caso actual, no hay una bomba externa que propulse la sangre ni si quiera ventilador. Incluso con presiones artificiales suaves el corazón puede llegar a sobrecargarse y en el caso de los pulmones, éstos aún no están listos para ejercer su actividad normal. Además, los científicos han relatado en la revista Nature Communications que la conexión del útero artificial al bebé prematuro por medio de un cordón umbilical podría no ser viable. A su vez, han de desarrollar también un líquido amniótico que sea adecuado para los humanos.

¿Será igual el útero para humanos?

Por el momento los científicos no se atreven aún a realizar pruebas de este útero artificial en humanos dadas las carencias de todos los detalles suficientes para el desarrollo del modelo. No obstante, aseguran que, para el caso del útero artificial para humanos, éste no consistirá en una bolsa transparente, sino que tendrá una forma semejante a la de una incubadora, con un interior totalmente oscurecido.

(Fuente: 20minutos.es)

 

Etiquetas
Suscribirse
Notificarme
guest
0 Comentarios
Opiniones en linea
Ver todos los comentarios
Botón volver arriba
0
Nos encantaría saber lo que piensas, por favor comenta.x
()
x
Cerrar
Cerrar