A Tener en CuentaGalería de ImágenesNoticiasTe Recomendamos

‘Composta humana’, el proceso que pretende usar a las personas fallecidas como abono para plantar árboles

Washington se plantea autorizar que los cadáveres humanos puedan acabar convertidos en abono para el campo. El proceso se llama 'composta humana'.

Aunque en España se distribuyó con el título de Cuando el destino nos alcance, en realidad casi nadie conoce esta película que el año pasado cumplió cuarenta años por ese nombre, sino por su título original: Soylent Green.

Con dicho nombre se hace alusión al alimento (prácticamente único alimento de origen humano) con que se nutre una sobredimensionada población empobrecida por la falta de recursos para su subsistencia debido al impacto ambiental producido por la extremadamente numerosa y poco cuidadosa humanidad. Pues parece ser que ahora han dado un paso para crear el verdadero Soylent Green.

Katrine Spade es la fundadora y directora general de la empresa Recompose, encargada de procesar los cadáveres humanos para su uso después de la defunción.

Gracias a Spade y a un grupo de investigadores, diseñadores y legisladores, el estado de Washington está a punto de convertirse en el primer estado donde la composta humana sea legal en el país.

La propuesta, realizada por Jamie Pederson, fue aprobada en el Senado por unanimidad el pasado mes de marzo. Para Pederson, la composta humana es una iniciativa que encajaría perfectamente en un estado como Washington. Un estado en el que predomina la preocupación por el medio ambiente.

composta humana abono - 'Composta humana', el proceso que pretende usar a las personas fallecidas como abono para plantar árboles

El proceso de reducción natural orgánica produce 0,76 metros cúbicos de tierra por cadáver, lo que equivale a dos carretillas grandes. Pederson aclaró que las mismas leyes aplicadas a la incineración de los cuerpos, se aplique también a la composta.

De esta manera, los familiares pueden mantener el abono en urnas, usarlo para plantar un árbol en propiedad privada o esparcirlo en terrenos públicos del estado, siempre y cuando se cumpla con las regulaciones existentes relacionadas a restos humanos.

Tal vez nos estemos pasando un poco con el reciclaje y la ayuda l medio ambiente. Esta muy bien tomar medidas para proteger nuestros océanos, animales y contaminación. pero de ahí a utilizar los cadáveres de personas como abono… ¿Y que será lo siguiente? ¿Crear alimento con las personas fallecidas?

A través de
Antena 3
Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Inicia sesión o comenta como invitado
avatar
  Suscribirse  
Notificarme
Botón volver arriba

Cerrar