A Tener en CuentaGalería de ImágenesNoticiasTe Recomendamos

Una base militar de EE.UU. abandonada causa estragos ecológicos en Groenlandia

Se la conoció universalmente como ‘Bluie’. Éste era su nombre en clave durante la Segunda Guerra Mundial y está emplazada en Groenlandia. Allí, Estados Unidos construyó una singular base aérea, en 1941, para defender a ese territorio de un eventual ataque alemán.

El nombre completo de esta construcción es Bluie East Two, abandonada definitivamente por los norteamericanos en 1947. Décadas después, el lugar hoy muestra vestigios del pasado, suma preocupación en el presente y enormes indicios de alarma de cara al futuro.

Aunque parezca mentira, los militares de EE.UU. dejaron en su superficie miles de barriles repletos de combustible y otros elementos cargados de amianto, que vienen contaminando desde hace más de medio siglo uno de los espacios de aire más puros y limpios del planeta.

La Guardia Costera de Estados Unidos volvió a la región hace unos años, para buscar un avión que desapareció durante la guerra, pero nada se ha hecho para intentar sanear este desastre natural que puede tener consecuencias aún más terribles en los próximos años.

Según recoge el portal Vice News, Ken Bowers (fotógrafo residente Nueva York) viajó el año pasado hasta la base y pudo comprobar con su lente fotográfica el terrible estado en el que se encuentra la superficie dañada por el material contaminante y tóxico.

Es tal el grado de abandono, que desde el aire pueden observarse decenas de manchas naranjas y rojas, que dieron apodo al lugar como ‘Flores de América’, debido a que los barriles oxidados parecen ‘florecer’ de entre la vegetación.

Riachuelos de azufre, charcas de combustible, vegetación muerta… todo eso se entremezcla con el paisaje sublime y bucólico de las montañas de Groenlandia.

Como si fuera poco, en Groenlandia las condiciones se agravan por otros motivos. Los investigadores de la NASA advirtieron meses atrás que la capa de hielo que cubre ese territorio se está derritiendo más rápido de lo que previamente se había calculado, un hecho que podría tener consecuencias nefastas.

Base militar en Groenlandía

El deshielo acelerado ha sido descubierto gracias a un estudio que se inició en agosto de 2015, cuando Eric Rignot, un glaciólogo que trabaja en la Universidad de California en Irvine, y en el Jet Propulsion Laboratory de la NASA, dirigió un equipo para elaborar mapas de los acantilados de tres glaciares de Groenlandia.

Durante estas tareas, los investigadores se dieron cuenta de que base de los glaciares tiene una profundidad mayor bajo el nivel del mar de lo que se había calculado en estudios anteriores.

Esto, sumado a los efectos letales que está generando la olvidada Bluie East Two, de la que absolutamente nadie se hace responsable, podría desencadenar el peor escenario en el próximo medio siglo, de acuerdo con las perspectivas de los científicos.

(Fuente: lainformacion.com)

 

Etiquetas
Suscribirse
Notificarme
guest
0 Comentarios
Opiniones en linea
Ver todos los comentarios
Botón volver arriba
0
Nos encantaría saber lo que piensas, por favor comenta.x
()
x
Cerrar
Cerrar