Galería de ImágenesNoticiasVirus y Pandemias

Las autoridades de EEUU cifran en 100 las personas que han estado en contacto con el enfermo de ébola

Las autoridades sanitarias de Estados Unidos se mantienen en situación de alerta tras el primer caso de ébola diagnosticado en el país y han colocado ya bajo «supervisión médica» al menos a 18 personas que estuvieron en contacto en Dallas con el paciente infectado, si bien las autoridades elevan a 100 el número de personas que estuvieron en contacto con el hombre según informa la NBC.

Además, cuatro familiares del paciente han sido puestos en cuarentena en sus hogares, como medida de precaución, según explicaron las autoridades texanas. La orden de permanecer en casa y no recibir visitas le fue entregada en mano a la familia de Thomas Eric Duncan el miércoles por la noche por funcionarios del Departamento de Servicios de Salud de Texas. En ella, se les pide que no salgan hasta al menos el próximo 12 de octubre, cuando concluye el periodo de incubación del virus.

Asimismo, se pide a los familiares del paciente que estén disponibles para suministrar muestras de sangre y realizarse cualquier prueba requerida por las autoridades sanitarias. Por ahora, los familiares de Duncan, la primera persona diagnosticada con ébola en Estados Unidos, no han presentado síntomas.

El hombre viajó el mes pasado a su Liberia natal y presentó los primeros síntomas la semana pasada. En un primer momento, en el hospital de Dallas al que acudió le enviaron de vuelta a su casa, donde permaneció dos días más hasta que finalmente fue diagnosticado. Según los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos, hasta 100 personas estuvieron en contacto con el hombre, de acuerdo con los datos ofrecidos por las autoridades.

Veinticuatro horas después de confirmarse el primer caso de ébola en territorio estadounidense, el Gobierno asegura que es poco probable que el virus se propague en Estados Unidos en la forma en la que lo ha hecho en la región de África Occidental, donde hasta ahora ha causado más de 3.000 muertes.

«Ha habido cierto nivel de pánico en la población tras la confirmación de la enfermedad en este paciente en Texas, pero es necesario que la gente tome en cuenta que los departamentos de salud de cada estado han estado preparándose para esta eventualidad», declaró Mauricio Lascano, epidemiólogo de los CDC.

El experto señaló que un equipo de los CDC, compuesto por diez expertos, está en la zona para trabajar con las autoridades estatales y el centro médico en el manejo del caso.

Asimismo, Lascano indicó que como especifica el protocolo establecido para tratar estos casos, ya han sido identificadas las personas que estuvieron en contacto con el paciente una vez que este presentó los síntomas y ya se encuentran bajo observación.

Contagio complejo

El experto subrayó, además, que es importante destacar que la enfermedad solo se transmite a través de contacto directo con fluidos corporales de la persona enferma, como sangre, heces o sudor, entre otras, y no a través del aire, como muchos temen.

«Es muy importante que la gente sepa que el virus del ébola se contagia únicamente cuando la persona entra en contacto con los fluidos corporales de la persona que está enferma. La posibilidad de contagiarse a través del contacto con superficies es muy bajo o nulo», indicó el funcionario.

Los CDC descartaron que quienes hayan viajado en el avión con el paciente se encuentren en situación de riesgo, debido a que el paciente no había presentado síntomas en ese momento.

EE.UU. enfermo ébola

La Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA) ha asegurado que el riesgo de transmisión de la enfermedad en un avión es «muy bajo», tal y como evaluó la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El organismo se ha pronunciado de esta manera ante la alerta ocasionada por el primer caso de ébola confirmado en Estados Unidos, que ha llevado la crisis surgida por la enfermedad «a una nueva dimensión».

A pesar de todo, la IATA recordó que la OMS recomienda evitar restricciones de viaje y el cierre de fronteras.

El organismo asegura mantener una «estrecha coordinación» con la OMS, proporcionando orientación al personal de tierra, la tripulación y los servicios de limpieza de las compañías aéreas para gestionar las crisis de salud. «Los viajeros deben estar tranquilos», reiteró el director general y consejero delegado, Tony Tyler.

El virus del ébola sólo es contagioso en el momento en que aparecen los síntomas, como fiebre, dolores musculares, vómitos y sangrado, que pueden aparecer hasta 21 días después de la infección.

Los CDC emitieron hoy una serie de recomendaciones a personas que viajen a Estados Unidos desde Guinea, Liberia, Nigeria o Sierra Leona para que se mantengan alertas durante las tres semanas posteriores a su llegada ante la aparición de posibles síntomas y fiebre.

Asimismo, recordaron a los responsables sanitarios la importancia de indagar sobre el historial de viajes de un paciente con estos síntomas ante la posibilidad de que pueda estar contagiado con la enfermedad.

Medidas apropiadas

«Reconocemos que es esencial que se tomen las medidas apropiadas para prevenir que el virus se propague. Los CDC están trabajando de cerca con nuestros socios para implementar esas medidas», dijo el director de los CDC, Thomas Frieden, tras dar a conocer el envío de la delegación de la agencia federal a Texas.

Enfermo ébola

El paciente acudió al hospital por primera vez el 26 de septiembre, aunque como no mostraba «síntomas específicos», le prescribieron antibióticos y lo enviaron a casa, afirmó Mark Lester, vicepresidente ejecutivo de Texas Health Resources (compañía propietaria del centro médico), en una conferencia de prensa en Texas presidida por el gobernador del estado, Rick Perry.

Dos días más tarde, el paciente regresó al hospital tras experimentar síntomas más agudos y fue ingresado en una sala aislada ante la posibilidad de que se tratara del ébola.

«Hoy supimos que algunos niños en edad escolar han estado en contacto con el paciente y están siendo observados en su casa para identificar cualquier señal de la enfermedad», dijo Perry a los medios durante la rueda de prensa.

El paciente llegó a Texas procedente de Liberia el 20 de septiembre a visitar a sus familiares y empezó a experimentar los síntomas de la enfermedad cinco días después de su llegada.

Además del paciente ingresado en Texas, otra persona con ébola que fue trasladada desde Sierra Leona hace tres semanas, permanece ingresada en el Hospital Universitario de Emory, en Atlanta.

El paciente, del que se desconoce su identidad o la condición en que se encuentra, aún permanece bajo tratamiento en el centro médico, según informó la portavoz.

(Fuente: elmundo.es)

 

Etiquetas
Suscribirse
Notificarme
guest
0 Comentarios
Opiniones en linea
Ver todos los comentarios
Botón volver arriba
0
Nos encantaría saber lo que piensas, por favor comenta.x
()
x
Cerrar
Cerrar