Galería de ImágenesNoticiasOtros Mundos

Un asteroide viene a la Tierra y parece que no te importa

Estoy seguro de que alguna vez escuchaste que un asteroide está camino a la Tierra y que, como hace 65 millones de años, nuestra existencia terminaría como la de los dinosaurios. A nuestro planeta no se dirige un asteroide, vienen cientos, pero por el momento sólo uno debe preocuparnos.

El cuerpo rocoso 2004 MN4, mejor conocido como Apofis, piensa visitarnos dentro de poco y su diámetro de 325 metros es suficiente para eliminar la vida en la Tierra y cambiar el clima durante miles de años. Al parecer, la gente está muy ocupada viendo la pantalla de su Smartphone y no le preocupa lo que pasa en el cielo, pero nos los culpo, completar la órbita de los cometas y asteroides es más lento que la digestión de su estómago después de ingerir una Maruchan y ese hecho hace que la presencia de estos cuerpos celestes sea poco interesante.

Se estima que Apofis pasará cerca de la Tierra el viernes 13 de abril de 2029. ¡Ya sé!, aún faltan 14 años para que eso suceda, pero si comes frutas y verduras y haces ejercicio, lo más probable es que para entonces aún te encuentres sano, fuerte y caminando en este planeta.

Para identificar las posibles amenazas, la NASA tiene un programa llamado Near-Earth Object, que como su nombre sugiere, identifica todos los objetos que pasarán cerca de nuestro planeta. Apofis fue detectado en diciembre de 2004 y desde entonces los científicos han estudiado su trayectoria con detenimiento debido a que hay probabilidades de una colisión mortal.

Cada año, el reporte indica que Apofis se aleja poco a poco y que la distancia a la que la Tierra y la Luna tienen probabilidad de sufrir un impacto es de sólo 2.7%. Sin embargo, parece que el asteroide no piensa rendirse, pues su cercanía con la Tierra generará una cerradura gravitacional que podría desviar su curso y sólo 7 años después, en 2036, nuestro verdugo finalmente cumpliría con su cometido.

No quiero decir que un cuerpo inerte tenga la intención de acabar con nuestras vidas, pero qué casualidad que fue bautizado con el nombre mitológico designado a las fuerzas maléficas que habitan en las tinieblas. Pocos hacen honor al mal como Apofis, que se representa como una serpiente gigantesca, poderosa e indestructible, cuyo único fin es romper lo que los egipcios llamaban Maat, el símbolo del orden cósmico.

Es curioso que los astrónomos hayan elegido este nombre y no quiero sonar triscaidecafóbico, pero recordemos que el cometa pasa un viernes 13 y, ¿qué pasa si sumas los números del año 2029? Supongo que te parecerán interesantes estas coincidencias, porque seguro sabes que desde el inicio de los tiempos la humanidad relaciona al número 13 con la mala suerte.

Ahora que conocemos las probabilidades y las posibles consecuencias, sólo nos falta saber si la Tierra está preparada para afrontar una amenaza de esta magnitud. Unos meses después de que el asteroide fue descubierto, el Congreso de Estados Unidos pidió a la NASA desarrollar una estrategia para prevenir una colisión de este tipo y un año más tarde, la agencia espacial presentó sus propuestas, las cuales te parecerán salidas de una película de Hollywood.

Asteroide Tierra no importa

  • Bomba nuclear: la NASA cree que lo mejor sería utilizar el poder de la explosión para desviar el curso de Apofis, en vez de intentar desintegrarlo de un solo golpe.
  • Motor cohete: la agencia espacial cree que un equipo de valientes astronautas podría instalar un propulsor en el asteroide para desviar su curso. Esta opción me recuerda un poco a Bruce Willis y Ben Affleck en Armageddon, donde tenían que aterrizar en un cometa para colocar unas bombas atómicas.
  • Vela solar: este método sugiere usar el poder del Sol para desviar el objeto. La energía del astro puede aplicar presión sobre el asteroide, así que a la NASA se le ocurrió que podría colocarse una vela para aprovechar el viento solar.

No sé a ustedes, pero al menos 2 de las opciones me parecen robadas de una película de ciencia ficción… o será que no entendimos el sarcasmo de la NASA y realmente no tenemos muchas opciones ante una amenaza de este tipo.

Tal vez esta situación apocalíptica recuerde el miedo que causó la llegada del año 2000, los rumores de que los mayas decían que en 2012 podría terminar el mundo o incluso una de las profecías de Nostradamus; pero estamos hablando de un hecho científico: una gran roca viene y en unos años podría borrar todo rastro de que alguna vez la raza humana pisó la faz de la Tierra.

(Fuente: qore.com)

 

Etiquetas
Suscribirse
Notificarme
guest
0 Comentarios
Opiniones en linea
Ver todos los comentarios
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar