Galería de ImágenesNoticiasVirus y Pandemias

Alerta genética: cómo el virus del ébola se adapta y cambia

El actual brote del virus del ébola en África Occidental no tiene precedentes en tamaño, hay 4.800 casos confirmados o casos probables y más de 2.400 muertes. Hay personas infectadas en Guinea, Liberia, Sierra Leona, Nigeria y Senegal. En agosto la Organización Mundial de la Salud declaró que este brote es “una emergencia de salud pública internacional” y estima que reclamará una impactante suma de 20 mil vidas dentro de los próximos seis meses.

Un segundo brote completamente independiente y menor del virus ébola se detectó en la República Democrática del Congo. Igual a todos los virus, el ébola ha evolucionado desde que comenzó su brote. ¿Cómo sucede esto y cómo impacta nuestros intentos de contener la enfermedad?

Rastreando al ébola

El virus ébola y su par relacionado, el Marburgvirus, pertenecen a la familia Filoviridae. Ambos géneros contienen virus que pueden causar fiebres hemorrágicas fatales. El género del virus del ébola se compone de cinco cepas: ébola-zaire (responsable de los dos brotes actuales), ébola-sudán, ébola-reston, ébola-bundibugyo y ébola-tai forest.

Para comprender mejor el origen y transmisión del actual brote en África Occidental, los investigadores del Instituto Broad de la Universidad de Harvard, en colaboración con el Ministerio de Salud de Sierra Leona, ordenaron 99 genomas del virus de 78 pacientes.

El estudio publicado en Science, muestra que el brote fue el resultado de una única introducción del virus en una población humana y el desarrollo posterior de la transmisión de un humano a otro. Los científicos informaron que más de 300 cambios únicos dentro del virus causan el actual brote en África Occidental, lo que diferencia la cepa de este brote de las previas.

Dentro de los 99 genomas ordenados de este brote, los investigadores han registrado otros 50 cambios del virus a medida que se extiende de persona en persona. Un trabajo futuro investigará si esas diferencias contribuyen a la severidad del actual brote.

Estas 99 secuencias del genoma fueron informadas de inmediato a las bases de datos de secuencias disponibles públicamente como GenBank, permitiendo a los científicos de todo el mundo que investiguen los cambios en esos virus. Esto es fundamental para determinar si las pruebas moleculares de diagnósticos actuales pueden detectar esas cepas y si las terapias experimentales pueden tratar con eficacia las cepas circulantes.

¿Cómo evoluciona el ébola?

Este es el primer brote de ébola en el que los científicos secuenciaron el virus de un importante número de pacientes. A pesar de esto, el Instituto Broad de la Universidad de Harvard estudia hallazgos que no son inesperados.

El genoma del virus ébola se compone de ARN y de la proteína de polimerasa que no tiene un mecanismo de corrección de errores. Aquí es donde se pone un poco complicado, pero tengan paciencia conmigo. A medida que el virus se reproduce, se espera que el genoma del virus cambie. Este cambio natural de los genomas del virus a través del tiempo es la razón por la cual las vacunas del virus de la gripe deben actualizarse anualmente y por qué el VIH muta para volverse resistente a los medicamentos antirretrovirales.

Se esperan cambios cuando un virus se cruza de una especie a otra. En el caso del virus ébola, los murciélagos son considerados los anfitriones naturales, llamados los “reservorios”. A lo largo del tiempo, el virus en murciélagos evolucionará hasta ser la secuencia óptima para éstos.

Ébola cambia

El cruce hacia otras especies, en este caso a las personas, pone presión en la evolución del virus. Esa evolución puede conducir a “errores” o cambios dentro del virus los cuales podrían enfermar al nuevo receptor. Se sabe que los virus del ébola evolucionan rápidamente en nuevos receptores, como hemos visto en su adaptación en laboratorios en cerdos de guinea y ratas. Esta adaptación ocurrió al pasar virus patogénicos bajos de un animal al siguiente hasta que el virus pudo provocar una enfermedad fatal. Solo un pequeño número de cambios se necesitan en ambos casos para que esto suceda.

Si bien este tipo de mutación viral es bien conocida en otros virus, como la influenza, estamos conociendo verdaderamente su alcance con el ébola.

¿Qué significan los cambios genéticos?

El Instituto Broad de la Universidad de Harvard informó que la cantidad de cambios en las secuencias del genoma de este actual brote era dos veces mayor que en los brotes anteriores.

Esto podría deberse al elevado número de secuencias obtenido durante varios meses y al hecho de que ahora los virus ha pasado muchas veces de persona a persona.
Sin embargo, será importante determinar si las muestras del virus en los primeros y últimos brotes tienen habilidades diferentes que causen la enfermedad o la transmisión. Por ejemplo, los cambios genéticos podrían influenciar los niveles de virus infecciosos en los fluidos del cuerpo, los cuales facilitarán el contagio del virus.

Analizar estos datos nos ayudará a entender por qué se ha contagiado tan rápidamente este brote con consecuencias devastadoras y cómo podemos contener y manejar mejor los brotes futuros.

Glenn Marsh recibe fondos del Consejo Nacional Australiano para la Salud e Investigación Médica y de Rural Industries Research y Development Corporation. Este artículo fue originalmente publicado en The Conversation.

(Fuente: lagranepoca.com)

 

Etiquetas
Suscribirse
Notificarme
guest
0 Comentarios
Opiniones en linea
Ver todos los comentarios
Botón volver arriba
0
Nos encantaría saber lo que piensas, por favor comenta.x
()
x
Cerrar
Cerrar