Galería de ImágenesNoticiasTerremotos

Al menos seis muertos por un terremoto de magnitud 6,6 en el sur de Filipinas

El temblor se registró a las 01:04 GMT a una profundidad de 15,3 kilómetros, con el epicentro situado a 16,3 kilómetros al suroeste de la ciudad de Dávao.

Al menos seis personas han muerto y más de 300 han resultado heridas como consecuencia del terremoto de magnitud 6,6 en la escala Richter que se ha registrado este martes en la zona sur de Filipinas, según un balance preliminar de víctimas difundido por las autoridades locales, que también han confirmado el derrumbe de varios edificios.

El epicentro del seísmo se ha localizado cerca de la localidad de Tulunán, en la provincia de Cotabato, según el Instituto de Vulcanología y Sismología de Filipinas. Los temblores, que comenzaron a las 9.04 (hora local), se dejaron sentir en casi toda la región de Mindanao.

La gobernadora de Cotabato, Emily Lou Mendoza, ha confirmado el fallecimiento de un padre y de su hijo de cinco años por un corrimiento de tierras en la localidad de Arakán. Por otra parte, un hombre de 66 años ha muerto por la caída de parte de una iglesia en obras en la ciudad de Koronadal, en Cotabatu Sur, según un responsable de los servicios de emergencia, Rolly Doane Aquino.

En Magsaysay, en la provincia de Davao del Sur, un estudiante de 15 años ha perdido la vida víctima de un desprendimiento en una escuela, mientras que otro hombre de 33 años ha fallecido por un alud en la localidad de Bala Superior, ha indicado un portavoz policial, Krister John Nahine.

El terremoto ha provocado cortes de energía en algunas zonas, mientras en varias ciudades se han registrado derrumbes de viviendas y otros edificios. Además, las autoridades han ordenado el cierre temporal de escuelas y oficinas gubernamentales para que grupos de ingenieros comprueben la seguridad de los edificios.

«Ha sido el terremoto más fuerte que ha ocurrido recientemente», ha afirmado el alcalde de Tulunán, Reuel Limbungan, en declaraciones a DZMM. El 16 de octubre, al menos siete personas perecieron y unas 215 resultaron heridas por un seísmo de magnitud 6,3 en prácticamente la misma zona.

«Estamos aterrados», ha contado una madre de tres hijos desde la vecina provincia de Sultán Kadarat. «Mis hijos todavía tenían miedo de dormir en su habitación por el terremoto anterior. Ahora, no querrán entrar en casa», ha lamentado a DZMM.

Un portavoz de la Presidencia, Salvador Panelo, ha instado a la ciudadanía a guardar la calma y permanecer «vigilantes», al tiempo que ha llamado a no caer en la «desinformación» para que no cunda el pánico. Ha prometido que el Gobierno realizará una «evaluación rápida» de los daños para proporcionar asistencia a quienes la necesiten.

Etiquetas
Suscribirse
Notificarme
guest
0 Comentarios
Opiniones en linea
Ver todos los comentarios
Botón volver arriba
0
Nos encantaría saber lo que piensas, por favor comenta.x
()
x
Cerrar
Cerrar