NoticiasSabías que?

Descubren que el aire transporta microplásticos hasta la cima de los Alpes

Un nuevo estudio encuentra que estas partículas de plástico son transportadas entre continentes por el viento a gran altitud

Ya no hay rincón de la tierra sin el flagelo de los microplásticos. Estas diminutas partículas de plástico tienen una gran capacidad para moverse entre regiones, países y continentes. Se encuentran en áreas remotas, altitudes extremas o en medio del océano en la Antártida.

Este desperdicio de 1 mm o menos proviene de una variedad de fuentes, incluido el papel de envolver o las lavadoras. Un problema grave de contaminación preocupa mucho a los investigadores y parece que no hay forma de detenerlo.

Su existencia se ha encontrado cerca de la cima del monte Everest, posiblemente a partir de materiales utilizados por escaladores. Otros estudios han demostrado que hay microplásticos incluso en la nieve de los Alpes, pero esta vez, un equipo de investigadores buscó estos residuos en el aire «limpio» a gran altura por encima de las nubes.

Microplásticos incluso en la nieve de los Alpes

Un grupo de científicos franceses recogió muestras en el observatorio Pic du Midi ubicado a una altitud de 2.877 metros en los Pirineos franceses. De junio a octubre de 2017, utilizaron bombas para aspirar 10.000 metros cúbicos de aire cada semana.

Según sus resultados publicados en Nature Communications, todas las muestras contenían microplásticos. Los investigadores dijeron que aunque estos números no representan una amenaza directa para la salud, son significativos para un área que se dice que está limpia y «no es fácilmente atribuible» a fuentes locales de contaminación.

Para determinar la fuente de los contaminantes, calcularon las trayectorias de diferentes masas de aire durante los 7 días previos a la extracción. Descubrieron que los contaminantes provenían de la parte noroeste del continente africano, pasando por el Mediterráneo, América del Norte y el Atlántico.

“Los datos confirman que los microplásticos se mueven entre continentes porque la troposfera libre, que es la zona atmosférica estudiada, actúa como ‘vía ultrarrápida’ para grandes distancias para las partículas”, dice Steve Allen, el principal autor del estudio.

Según su autor, los hallazgos más sorprendentes son el origen oceánico de algunas de estas partículas.

«Que el plástico sea arrastrado desde el océano hasta alturas tan elevadas demuestra que no hay ningún sumidero de almacenamiento posible, está dando vueltas en un ciclo perpetuo», añade Allen. «Demuestra que no se puede enviar el plástico al extranjero, porque volverá.”

Algunas de las partículas analizadas tienen un tamaño que se puede respirar, lo que puede significar que entrarán en nuestro cuerpo.

“Estos resultados demuestran que se trata de un problema global», concluye Deonie Allen, también autora del estudio.

Etiquetas
Suscribirse
Notificarme
guest
0 Comentarios
Opiniones en linea
Ver todos los comentarios
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar