El tifón Nock-Ten colapsa el transporte en Filipinas

Más de 300 vuelos, nacionales e internacionales, se han cancelado por el temporal que, por el momento, pierde intensidad al cruzar el país


Unos 300 vuelos domésticos e internacionales han sido cancelados a causa del tifón Nock-Ten que azota Filipinas con vientos sostenidos de 130 kilómetros por hora y rachas de hasta 215, han informado las autoridades filipinas.



El aeropuerto Ninoy Aquino de Manila, el más importante y con mayor tráfico del país, es el más afectado por las cancelaciones a raíz de que las autoridades suspendieran todos los aterrizajes y despegues debido a vientos superiores a los 50 nudos (93 kilómetros por hora).

Según datos aportados a los medios por Aviación Civil, al menos 60.000 personas han sido afectadas por la cancelación y el retraso de las operaciones aeroportuarias.

El tifón, que tocó tierra el domingo en el este de la región central del país, también ha afectado al transporte marítimo al dejar varados a unos 12.000 pasajeros, según el comunicado emitido esta mañana por el departamento de emergencia.

Nock-Ten, que se mueve a una velocidad de 20 kilómetros por hora en dirección noroeste, pierde intensidad a medida que avanza por el archipiélago y pasará durante la jornada de este lunes cerca de Manila, conforme a la predicción del servicio meteorológico.

La Oficina de Defensa Civil de la región de Bícol, donde tocó tierra ayer el fenómeno meteorológico, estima que cerca de 320.000 personas pasaron la noche de Navidad en los recintos deportivos y escuelas auspiciados por el Gobierno.

Las autoridades no han informado sobre fallecidos o heridos a causa del Nock-Ten, ni ha cuantificado los posibles daños que ha ocasionado. El tifón, según las previsiones, permanecerá en Filipinas hasta el martes y abandonará el miércoles sus aguas territoriales.

Tifón Nock-Ten Filipinas

Las autoridades declararon el estado de alerta para una docena de provincias, donde el paso del tifón está provocando fuertes lluvias en las zonas ubicadas dentro de unos 400 kilómetros alrededor del mismo, que a su vez podrían acarrear inundaciones y corrimientos de tierra en zonas montañosas. También alertaron a la llegada del tifón sobre una subida del nivel del mar, estimada en 2,5 metros, que amenazó a las localidades costeras de cinco provincias.

Nock-Ten es el tercer tifón en la historia de Filipinas que afecta a este país durante las fechas navideñas, tras los tifones Lee (1981) y Jean (1947), ambos de categoría 2.

(Fuente: abc.es)

 


COMPARTE EN
  • Facebook
  • Twitter
  • Meneame
  • Bitacoras.com
  • BarraPunto
  • Delicious
  • Reddit
  • Add to favorites
  • RSS