Mueren 62 personas al estrellarse un avión de pasajeros en Rusia

Alejandro Alava Cruz y Javier Alejandro Curbelo Caro formaban parte de la tripulación del Boeing 738, procedente de Dubái, que chocó violentamente contra la tierra por falta de visibilidad. No hay supervivientes


Un Boeing 737-800 de la compañía aérea de bajo coste «Fly Dubái» se estrelló esta mañana en el aeropuerto de la ciudad rusa de Rostov del Don tras un segundo intento de tomar tierra. Perecieron todas las personas que se encontraban a bordo, los 55 pasajeros (33 mujeres, 18 hombres y 4 niños) y 7 miembros de la tripulación, dos de ellos de nacionalidad española. Se trata de Alejandro Alava Cruz y de Javier Alejandro Curbelo Caro, según la lista difundida por el Ministerio de Emergencias ruso.



El accidente se produjo a las 03,42 hora local, dos menos en España. Se trataba del vuelo FZ 981 procedente de Dubái, en el que viajaban en su mayoría turistas rusos. Entre los pasajeros se cuentan once extranjeros, ocho ucranianos, dos indios y un uzbeko. Entre los encargados de tripular el aparato había además de los dos españoles, un ruso, un griego, un colombiano, un kazajo y otro procedente las islas Seychelles.

El Ministerio ruso de Protección Civil y el gobernador de Rostov del Don, Vasili Gólubev, sostienen que las condiciones meteorológicas cuando los pilotos trataron de efectuar el aterrizaje no eran favorables: lluvia intensa, escasa visibilidad y fuerte viento lateral. Las autoridades rusas aseguran que, en la segunda tentativa de tomar tierra, el Boeing se desplomó pocos metros antes de alcanzar la pista por razones que aún se desconocen. Después se incendió.

Sin embargo, un vídeo de una cámara de seguridad de un aparcamiento cercano al aeropuerto publicado en YouTube desmonta la versión oficial de lo ocurrido.

Se ve cómo el avión cae casi en picado y se produce una enorme explosión al estrellarse. Los restos de la aeronave han quedado esparcidos varias decenas de metros a través de la pista, lo que indica que llevaba una velocidad muy superior a la habitual de un aterrizaje. La dirección de aeropuerto duda de la autenticidad de la grabación aparecida en YouTube e insiste en que el accidente se produjo en el momento del segundo intento de aterrizaje. Descartan, por ahora, que se trate de un atentado terrorista.

El corresponsal de la televisión pública rusa «Rossiya 24» explicó en directo que «el avión se estrelló cuando trataba de dar otra vuelta y no durante el aterrizaje, como se dijo al principio. Hasta ese momento todo era normal: los pilotos se comunicaban con la torre de control y el capitán anunció que emprendía otra vuelta». Añadió que «algo grave sucedió cuando el avión trataba de dar otra vuelta, porque en ese momento se precipitó contra el suelo». Esta nueva versión coincide con la ofrecida por el servicio internacional de seguimiento de vuelos Flightradar24, que en un comunicado publicado en Twitter informa de que el Boeing 737-800 de FlyDubai «tomó altura tras enfilar hacia su segundo aterrizaje, y enseguida empezó a caer bruscamente a una velocidad de 21.000 pies al minuto (106 metros por segundo)».

Las autoridades rusas han confirmado el hallazgo de la primera caja negra del Boeing 737, según informa la agencia rusa Sputnik. El aeropuerto permanecerá cerrado por lo menos hasta mañana. El Comité de Instrucción de Rusia ha abierto una causa criminal por «violación de las normas de seguridad» mientras el presidente Vladímir Putin daba instrucciones para que sean bien atendidos los familiares de las víctimas, a las que expresó sus condolencias a través de un comunicado.

El pasado 31 de octubre, yihadistas del Daesh pusieron una bomba casera en un Airlbus-321 de la compañía rusa Metrojet que despegó de Sharm el Sheij con destino a San Petersburgo. El avión explotó cuando volaba sobre la península del Sinaí y sus 224 ocupantes murieron en la catástrofe.

«Fly Dubái» fue fundada en 2009 por las autoridades de los Emiratos Árabes. Conecta Dubái con casi un centenar de ciudades asiáticas y europeas, incluyendo Moscú y Kiev. El avión siniestrado hoy debería haber volado de vuelta a Dubái con 140 pasajeros que, de momento, esperan en el aeropuerto de Rostov del Don.

(Fuente: abc.es)

 


COMPARTE EN
  • Facebook
  • Twitter
  • Meneame
  • Bitacoras.com
  • BarraPunto
  • Delicious
  • Reddit
  • Add to favorites
  • RSS