Fotógrafo halla cañería que vierte sangre en el Pacífico

Esta imagen de un chorro de agua sanguinolenta en la costa de la isla Quadra, frente a Vancouver, Canadá, motivó al fotógrafo Tavish Campbell a indagar qué cosa realmente contiene y de dónde proviene.


El siguiente video publicado por el autor muestra la tubería que está arrojando el vertido de sangre en la Bahía Brown, y destaca que se encuentra cerca de una planta empacadora de pescado. También muestra un mismo tipo de efluente que se descarga desde la planta de Lions Gate Fisheries en el puerto de Tofino en la costa oeste de la isla. Ahí se procesa el salmón Chinook del Pacífico, de cultivo, que llega de su filial, Creative Salmon.



Es algo bastante horrible de ver estas enormes nubes ondulantes de agua de sangre roja liberándose en la Bahía Brown”, dice el autor en su propio video titulado “Blood Water: B.C. ‘s Dirty Salmon Farming Secret”, publicado en Vimeo.

Campbell lo filmó durante tres inmersiones en abril y octubre cerca de la empacadora Brown’s Bay Packing, y en junio en Tofino. Hizo notar que abril es el período de emigración del salmón rojo juvenil que llega del río Fraser y otras aguas vecinas para luego desembocar en el mar de Salish. Como en la zona se experimentan fuertes corrientes de marea entre la isla de Vancouver y la isla Quadra, la Bahía Brown es el refugio para estos peces juveniles que migran.

“Brown’s Bay actúa como un corralito para estos peces pequeños. Así que ese día, ese mismo día que hicimos la inmersión, cuando me levanté de la inmersión se podían ver toneladas de estos peces juveniles en la cabeza de Brown’s Bay”, dijo Campbell.

La tubería que arroja sangre está situada justo donde ellos pasan nadando.

Presencia de virus mortal

El problema es que un análisis científico de la sangre liberada encontró evidencia de Reovirus de la Piscine (PRV) que afecta principalmente el corazón y los músculos esqueléticos del salmón. Los peces sufren lo que se llama la enfermedad HSMI, que les produce letargo, y los hace presa fácil de los depredadores. Los resultados fueron emitidos por el profesor Fred Kibenge del Atlantic Veterinary College en Charlottetown.

Incapacidad de proteger la vida silvestre

Campbell destacó que esto demuestra una “incapacidad para gestionar y regular o proteger a los peces silvestres“, por parte de las pesquerías y el gobierno, pese a todas las certificaciones demostradas. En respuesta al vídeo, el ministro de Medio Ambiente, George Heyman, señaló: “Vamos a asegurarnos, mientras revisamos el permiso y ponemos condiciones al mismo si es necesario, que cualquier descarga en el agua esté a salvo de la contaminación”, informó Collumbia Valley.

“Estamos esperando los resultados de las pruebas del efluente que se tomaron hace algún tiempo y, si es necesario, llevaremos a cabo nuestras propias pruebas”, aseguró el ministro.

La respuesta no es tranquilizadora, ya que Lions Gate Fisheries emitió un comunicado afirmando que “como todos los procesadores de salmón del Pacífico, de cultivo o tipo silvestres, la planta Tofino opera bajo el permiso del gobierno provincial”.

“Los efluentes de la planta se filtran y descargan en el medioambiente marino a profundidad de acuerdo con el permiso del gobierno provincial”, añadió.

Además, menciona que su procesamiento del salmón Chinook del Pacífico de su filial Creative Salmon está “certificado según el Estándar Canadiense de Acuicultura Orgánica”. Por su parte la otra empresa involucrada, Brown’s Bay Packing, dijo que desinfectan el efluente antes de que se libere en el océano.

“Si bien el líquido descargado sigue siendo de color rojo, el proceso de tratamiento está diseñado específicamente para tratar los patógenos de los peces”, comunicó la firma, concluyendo que “el tratamiento de ese efluente está a un nivel más alto que los estándares provinciales.

Sin embargo, los exámenes presentados fueron evidentes en cuanto a que la sangre arrojada por las tuberías arroja la presencia del virus. Según el reporte de Times Colonist, la bióloga independiente Alexandra Morton advierte que este virus puede sobrevivir mucho tiempo fuera de los peces. “Es un virus duradero”, afirmó.

Tratamiento equivocado

Jeremy Dunn, director ejecutivo de la Asociación de Productores de Salmón, dijo que el problema se debe a que el efluente es tratado por patógenos (antibióticos, insecticidas), pero no específicamente para el virus encontrado, sino para combatir otro virus, el virus hematopoyético infeccioso (NHI), el cual causó problemas en las producciones de 2009 y 2010.

“Todo el salmón atlántico de piscifactoría está ahora vacunado contra el NHI”, dijo Dunn, según el reporte.

Esto significa que en las aguas se pueden encontrar eventuales descargas de grandes cantidades de antibióticos e insecticidas, que aún no se han evaluado. Por su parte el ministro federal de Pesca, Dominic LeBlanc, analizó la situación y comentó que los funcionarios de Medio Ambiente y Cambio Climático de Canadá están estudiando el video para determinar si se han producido violaciones y que tomarán medidas cuando sea necesario.

Las fábricas que están involucradas en esta descarga de sangre y virus, comenzaron como plantas de procesamiento para peces silvestres, pero ahora manejan salmón cultivado. El virus puede contagiar a las especies locales fácilmente, y la enfermedad del HSMI, puede significar una gran mortandad. De acuerdo al reporte de Collumbia Valley, el virus ya se ha encontrado en el salmón de la costa oeste.

“Nuestro salmón silvestre no está siendo cuidado“, alertó Campbell.

“En unos pocos meses la próxima ola de peces juveniles que emigrarán saldrá del Mar Salish y del (Río) Fraser y tendrá que pasar por la planta. Es algo en lo que tenemos que actuar rápidamente”, explicó.

(Fuente: La Gran Época)

 


COMPARTE EN
  • Facebook
  • Twitter
  • Meneame
  • Bitacoras.com
  • BarraPunto
  • Delicious
  • Reddit
  • Add to favorites
  • RSS