Disminuye el oxígeno de los océanos

Los niveles del gas disuelto en el agua han estado disminuyendo durante más de 20 años. Son un importante indicador de la salud del océano


Un nuevo análisis de décadas de datos sobre los océanos en todo el mundo ha revelado que la cantidad de oxígeno disuelto contenida en el agua ha estado disminuyendo durante más de 20 años. El estudio ha sido publicado en Geophysical Research Letters.



Los investigadores del Instituto de Tecnología de Georgia analizaron un conjunto de datos históricos sobre la información oceánica que se remontaba a más de 50 años y buscaban tendencias y patrones a largo plazo. Ellos encontraron que los niveles de oxígeno –una importante variable de la salud del océano– comenzaron a caer en la década de 1980 a medida que las temperaturas del mar comenzaron a subir.

“El oxígeno en los océanos tiene propiedades dinámicas y su concentración puede cambiar con la variabilidad natural del clima”, dice el profesor asociado de la Escuela de Ciencias Terrestres y Atmosféricas de Georgia Tech, Taka Ito, quien ha dirigido la investigación. “El aspecto importante de nuestro resultado es que la tasa de pérdida global de oxígeno parece estar excediendo el nivel de la variabilidad aleatoria de la naturaleza”, agrega.

La disminución de los niveles de oxígeno en el agua tiene el potencial de afectar el hábitat de los organismos marinos en todo el mundo y en los últimos años ha conducido a más frecuentes “eventos hipóxicos” que mataron o desplazaron poblaciones de peces, cangrejos y muchos otros organismos.

Los investigadores han anticipado durante años que el aumento de la temperatura del agua afectaría a la cantidad de oxígeno en los océanos, ya que el agua más caliente es capaz de mantener menos gas disuelto que el agua más fría. Pero los datos mostraron que el oxígeno del océano estaba cayendo más rápidamente que el correspondiente aumento de la temperatura del agua.

Calentamiento de las aguas

“La tendencia de la caída del oxígeno es alrededor de dos a tres veces más rápida que lo que predijimos a partir de la disminución de la solubilidad asociada con el calentamiento del océano”, comenta Ito. “Esto es más probable debido a los cambios en la circulación del océano y la mezcla asociada con el calentamiento de las aguas cercanas a la superficie y la fusión de hielo polar”, añade.

La mayor parte del oxígeno en el océano es absorbida por la atmósfera en la superficie o creado por la fotosíntesis del fitoplancton. Las corrientes oceánicas mezclan entonces el agua más altamente oxigenada con agua subterránea. Pero el aumento de las temperaturas del agua del océano cerca de la superficie lo han hecho más boyante y más difícil para las aguas superficiales más cálidas mezclarse hacia abajo con las aguas subterráneas más frías. La fusión del hielo polar ha añadido más agua dulce a la superficie del océano, otro factor que dificulta la mezcla natural y conduce a una mayor estratificación del océano.

“Después de mediados de los años 2000, esta tendencia se hizo evidente, consistente y estadísticamente significativa más allá de la envolvente de las fluctuaciones año a año –señala Ito–. Las tendencias son particularmente fuertes en los trópicos, los márgenes orientales de cada cuenca y el subpolar del Pacífico Norte”.

En un estudio anterior, Ito y otros investigadores exploraron por qué el agotamiento de oxígeno fue más pronunciado en las aguas tropicales en el Océano Pacífico. Descubrieron que la contaminación del aire derivada de Asia oriental sobre el océano más grande del mundo contribuyó a que los niveles de oxígeno cayeran en aguas tropicales a miles de kilómetros de distancia.

Una vez que las corrientes oceánicas llevaron la contaminación por hierro y nitrógeno a los trópicos, el fitoplancton fotosintético entró en exceso consumiendo el exceso de nutrientes. Pero en lugar de aumentar el oxígeno, el resultado neto de la reacción en cadena fue el agotamiento del oxígeno en el agua subsuperficial. “Eso también es un factor que contribuye a las aguas en todo el mundo”, concluye el investigador.

(Fuente: ecoavant.com)

 


COMPARTE EN
  • Facebook
  • Twitter
  • Meneame
  • Bitacoras.com
  • BarraPunto
  • Delicious
  • Reddit
  • Add to favorites
  • RSS