El dirigible más grande del mundo se despachurra sobre el aeródromo de Cardington

El dirigible se precipitó en el condado de Bedfordshire, Reino Unido, donde se encuentra una de las bases de la Real Fuerza Aérea Británica.


Tras su sexto vuelo de prueba, llevado a cabo el 17 de noviembre de 2017, la aeronave híbrida Airlander 10 se despachurraba sola en su base de Cardington al día siguiente.



La versión oficial es que por algún motivo el Airlander 10 se soltó de su poste de atraque, lo que provocó la activación de un mecanismo de seguridad que hace que se raje a lo largo para evitar que se pueda ir flotando y convertirse en un peligro.

Estamos probando un nuevo tipo de aeronave y este tipo de incidentes pueden ocurrir durante esta fase de desarrollo. Evaluaremos la causa del incidente y el alcance de las reparaciones necesarias para la aeronave en las próximas semanas.

Es el segundo accidente del Airlander 10, que comenzó sus vuelos de prueba en agosto de 2016 y ese mismo mes sufrió un accedente que lo tuvo en tierra hasta mayo de 2017.

Así que por mucho mecanismo de seguridad que se haya activado no es una buena noticia para la empresa ya no económicamente sino por cuestiones de imagen.

Con 92 metros de longitud, 43,5 de envergadura, una altura de 26 y un volumen de 38.000 metros cúbicos, el Airlander 10 es la aeronave híbrida más grande del mundo. Tiene una capacidad de carga de 10 toneladas, una velocidad de crucero de entre 100 y 150 kilómetros por hora, y un techo de servicio de unos 6000 metros. Puede permanecer en vuelo cinco días si va tripulado y hasta dos semanas si es operado en remoto.

Hybrid Air vehicles lo ve como una excelente plataforma de transporte, en especial a lugares remotos o de difícil acceso por tierra; de comunicaciones; y de estudios desde el aire una vez dotado de los sensores pertinentes.

(Fuente: microsiervos.com)

 


COMPARTE EN
  • Facebook
  • Twitter
  • Meneame
  • Bitacoras.com
  • BarraPunto
  • Delicious
  • Reddit
  • Add to favorites
  • RSS