Científicos advierten de la presencia de “gusanos mutantes gigantes” en las costas de Rusia

Los residentes de la parte sur de la península de Chukchi informaron sobre la presencia de “serpientes gigantes”, “gusanos desconocidos” y “criaturas mutantes” en sus playas.


Los científicos del Parque Bering se presentaron en el lugar y aclararon que son algas gigantes no características de estos lugares, que provienen de las costas de Estados Unidos.



Las algas recién lanzadas por el mar lucían frescas y húmedas, como criaturas vivas. Algo muy extraño para el lugar. Esto hizo que los marineros de un barco local descendieran a ver de qué se trataba.

“Los residentes de las aldeas de la parte sur de la península de Chukchi se encontraron repentinamente con esta extraña presencia en sus playas”, informaron los encargados del parque el 5 de diciembre.

Los científicos narraron que sus “cabezas” y “cuerpos” marrones atrajeron la atención de los marineros de los buques de carga que pasaban por el norte del mar de Bering. Algunos pensaron que se trataba de organismos de origen animal, parecidos a un tipo de gusano desconocido.

“Me aseguraron que estos eran algún tipo de ‘criaturas mutantes’ o ‘serpientes de mar’, pero sobre su relación con las algas marinas (‘col de mar’), pocos adivinaron“, agregaron.

Estas serpientes marinas en realidad corresponden a las algas pardas Luteke (Nereocystis luetkeana), que se distribuyen a lo largo de la costa del Pacífico de América del Norte, desde la isla de Unalashka hasta California, en profundidades de unos 20 metros.

Pueden alcanzar hasta los 9 metros de largo. En el extremo del tronco forma una vejiga con un diámetro de hasta 20 cm., desde donde salen varias ramas, hasta incluso 40.

La parte inferior más estrecha del tronco está unida al suelo formando un cono con un diámetro de hasta 30 cm. Comienzan a crecer en febrero y marzo y se separan del suelo en diciembre. La parte superior del tronco con la vejiga flotan cerca de la superficie y emprenden un viaje a través del Océano Pacífico. A menudo se lanzan a las Islas Aleutianas y Comandante. Con menos frecuencia, llegan al sur de las Islas Kuriles y a la parte norte del Mar de Bering.

“Son tan gruesos que es imposible atravesarlos con un bote”, aseguran los científicos.

Estas algas pueden ser extrañas para los habitantes de Chukchi, pero su nombre: “Lukete”, lo recibieron en honor del célebre explorador Friedrich Benjamin von Lütke, comandante de la nave Semyavin, que pasó a lo largo de la costa de la península de Chukchi en una expedición entre 1826 y 1828. El estrecho de Senyavin recibe su nombre.

(Fuente: La Gran Época)

 


COMPARTE EN
  • Facebook
  • Twitter
  • Meneame
  • Bitacoras.com
  • BarraPunto
  • Delicious
  • Reddit
  • Add to favorites
  • RSS